La Unión Suspendida

1

También conocida como “la postura de pie”. En esta postura la mujer se agarra a la espalda del hombre y entonces enlaza de la manera la más firme sus piernas alrededor de su cintura mientras él la sostiene por les nalgas y la espalda. La mujer puede además posicionarse de espalda a una pared, que le puede servir de apoyo sustentador suplementario. Sigue leyendo

Amor de Café

dos-rombos

Le arranco la camisa, los botones vuelan, con el hambre de un náufrago nos comemos mutuamente la boca, nos besamos salvajemente mientras manoseo su cuello con mis manos. Me quita la ropa a tirones. Ese look de oficinista me vuelve loco, tan pulcra, con sus pequeños anteojos de marco negro, y a la vez tan indecorosa con su ropa interior de encaje…rebotamos contra los azulejos en las paredes del baño, sin darnos cuenta activamos el ruido a turbinas de un secador de manos y casi instintivamente nos encerramos en un cubículo, ella cierra la puerta. La tomo por detrás, le beso el cuello y nuestros brazos se suman, se multiplican, la tomo del pelo, desarmo ese prolijo y hasta prepotente rodete, y la hago agachar brutalmente tironeando de pasión, su espalda era hermosa, impoluta, perfecta. Era rubia, traslúcida, blanca como la nieve, solo un lunar en su costado derecho interrumpía aquella escultura en mármol, le dejo el corpiño puesto pero le levanto la minifalda, sus nalgas resplandecían.  Bajo mis pantalones, corro su diminuta ropa interior blanca y… Sigue leyendo

El Bambú

1

A partir de la posición del misionero, la mujer desliza una pierna sobre el hombro de su pareja que echa simultáneamente su rodilla hacia delante. Después de varios instantes en esta posición, la mujer baja su pierna y repite el mismo movimiento con la otra pierna. Cada movimiento debe ser repetido varias veces. Sigue leyendo

La unión del Antílope

Antílope

De rodillas sobre el suelo, la mujer se yergue tomando apoyo contra el borde de la cama. El hombre la penetra por detrás, erguido sobre las rodillas.

Si la postura no funciona correctamente la mujer puede guardar sus piernas abiertas, colocándolas por ambas partes de las de su pareja para ofrecer una apertura vaginal máxima, o cerrar sus muslos uno contra el otro para comprimir la vagina y así apretar la Pene. Sigue leyendo

Por los Viejos Tiempos

Le había querido con locura, de hecho, quizás aún hoy sea el chico al que más he querido. Pero hay amores que son imposibles y este era uno de ellos. El tiempo acabó por borrar mis sentimientos y por demostrar que aquella relación no hubiese llegado a ninguna parte, por más que yo hubiese querido. A pesar del amor no correspondido, la complicidad y la química existente entre los dos era más que evidente y acabó materializándose en horas y horas en su cama, descubriendo y re-descubriendo todos los rincones de nuestro cuerpo hasta morirnos de placer y acabar extenuados, sin apenas poder respirar. Sigue leyendo

EL FOTÓGRAFO

descarga

Me pidió que me desnudara para comenzar la sesión. Lo hice mecánicamente, como tantas veces, mientras él colocaba su equipo y ajustaba la iluminación ajeno a mi progresiva desnudez. No me demoré mucho tiempo puesto que llevaba puesto un vestido veraniego de tirantes hasta la rodilla, bragas y sandalias. Nada de pendientes, anillos u otro tipo de colgante, tal y como me habían pedido. Sigue leyendo