Trío: ¿Sí o No?

La mayoría de los hombres, por no decir todos los habitantes del mundo, han sentido la necesidad de hacer un trío o plantearse esta posibilidad. La idea es muy tentadora, excitante al igual que arriesgada, entra en nuestro círculo íntimo una persona ajena que puede estropear ese vínculo preexistente ó, en el mejor de los casos, reforzar al relación sexual y encontrar una nueva forma de morbosidad.

Esta práctica ha sido estrechamente vinculada con el vicio, considerándose una práctica muy poco común y que cuando se realiza con la pareja suele ser porque no obtiene placer con su pareja y opta por esta opción para obtenerlo fuera de ella pero sin represalias ante una infidelidad.

La gran verdad es que esta práctica es muy placentera, divertida, permite una gran variedad de opciones, escenificaciones y variedades seas hombre o mujer. Además pueden practicarse posturas en las que solo dos personas sería muy difícil practicar u obtener más placer en una sola postura dónde suele haber solo “la otra persona”.

No podemos recomendarte el trío perfecto, eso depende de los gustos y el tipo de relación y escenificación que se quiera. El trío puede ser con personas del mismo sexo, uno de cada género (hombre, mujer y transexual), o mixto (HMH, MMH). También dependerá de la finalidad del trío y de los gustos la elección de esa persona que se entrometa entre vuestras sábanas.

Antes de exponerte los pros y los contras de este tipo de relación, es muy importante ser consciente que puede convertirse en una arma de doble filo si en el trío hay una pareja formal, pudiendo destruirla por no hacerlo correctamente. Para realizar esta práctica con otra persona, tú y tu pareja los sentimientos y la sexualidad no deben dudarse. Debes tener claro de antemano si amas a tu pareja, si el/ella también te ama y que tu “partener” no verá ese momento sexual como un motivo de celos: justamente lo hacéis porque queréis divertíros los dos. Olvidaros de realizar esta práctica por perder una apuesta si una de las dos partes le provoca demasiado rechazo.

Lo más importante como pareja es que os comuniquéis, no solo durante el trío, sino en todas vuestras relaciones. No es nada positivo que aparezca la diea del trío y no seáis capaces de hablar de aspectos personales sexualmente.

Experimentar un trío

 Para que el trío sea una experiencia positiva, pon en práctica los siguientes consejos:

1.- Investiga.
El trío puede ser arriesgado en michos sentidos. Aunque la persona sea de confianza, se desconoce totalmente su salud y lo que puede influir en la tuya si no se toman las precauciones necesarias, por lo que conocerlas te evitarán muchos problemas.

Otro aspecto importante es conocer si al participar, la persona invitada puede traeros problemas de carácter social: rechazo, celos de personas ajenas, etc. Hay que intentar evitar cualquier contratiempo de este tipo.

2.- Buscaros.
Para que el acto sexual sea positivo para la pareja, en caso de haberla, no la excluyas de ninguna práctica que realices “con el/la extrañ@” y sentirse así más deseado/a que de costumbre, para evitar duda alguna.

3.- Juega.
El trío también debe-puede servir para experimentar y descubrir nuevas posturas, emociones y sensaciones. No intentes buscar la manera de encontrar celos provocando a tu pareja a que “sienta” algo por la persona invitada.

4.- Deseos.
No solo la penetración es partícipe. Las caricias, los besos, el trato es vital para que el trío sea placentero. Este es tú momento, o vuestro en caso de tener una pareja, mientras besas a una persona, acaricia a la otra, sentir cómo recorren tu cuerpo, cómo te tocan, lo que sientes tocando a más de una persona a la vez y todo lo que se te ocurra.

5.- Experimenta.
Disfruta del momento al máximo, despreocúpate de lo que puede llegar a pensar de tí la persona invitada. El trío sirve para dejarte llevar, puedes proponer de cumplir alguna fantasía sexual incompleta.

También son muy útiles, para aportarle algo de picante y diversión extra a este momento, usar algún tipo de juguete sexual (limpio y desinfectado antes de su uso, por supuesto). En tal caso, para evitar accidentes, es mejor que cada persona tenga el suyo propio, que no se comparta.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado.
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s