Ring Ring: ¿Azote?

Muchas veces ocurre que en un juego de rol, en una situación morbosa nos apetece proporcionar un azote, o si más no, un cachete.  Vamos a tratar todo el tema en base a la sumisión, ésta se trata de otra respuesta a un e-mail recibido pero que consideramos beneficiosa. No por ello va a estar excluido del sexo vainilla, un muero simple juego de rol o similares.

Ante esta práctica, esta situación, muchas veces nos sentimos que no somos lo bastante duros o la parte sumisa se comporta inadecuadamente. Primeramente lo que debemos averiguar es si ese comportamiento es provocado para recibir esos azotes, si es el caso lo mejor es ignorarlo y no darle justamente lo que te pide. Pero supongamos que no, que es simplemente rebeldía.

¿Tengo las herramientas necesarias?
Para poder disfrutar de unos azotes, un cachete que nos encienda no es necesario un material de película. ya tenemos uno incorporado: nuestra mano.
Luego lo más importante es mantener la calma, es normal que tu cuerpo se altere, tus nervios afloren y tengas miedo de estamparle el mapa entero de África en su nalga.

¿Cómo comportarse?
Lo primero que debes asumir es que es un impulso sexual que necesitas, que sientes y que es mejor que frenes. Empieza poco a poco, conoce tu linde y su linde. Hay que respetarte y por ello has de respetar también su cuerpo y sus nervios.
Puede ocurrirte que tu paciencia se agote y tus azotes momentáneamente, o simplemente porque te da la gana, sean e doble de constantes o de fuerza. Es algo normal, nos pasa a todos. Lo único que debes hacer es qué repuesta física y emocional hay ante eso en ambos.

¿Castigo? ¿Correctivo?
Placer. Eso lo primero. Hagas lo que hagas ha de mantenerse siempre en la linde del placer, o mejor dicho, que no cruce una barrera del dolor demasiado fuerte. Sino se convertirá en una mala experiencia. Simplemente ve subiendo de intensidad y que la parte azotada te indique con una palabra si podría soportar uno más fuerte o no. Esa será tu franja de azote.
Primero podrías usarlo como correctivo, erótico o disciplinario, así cuando quieras castigar o corregir algo que tú ya habías marcado puedes azotar con mayor intensidad sin preocuparte por nada. La parte azotada entenderá todo. 

Como juego sexual es interesante desde el punto de vista, lo hemos aconsejado muchas veces y siempre con magníficos resultados, que uno de los dos empieza a aplicar azotes, cachetes suaves en la zona sexual del otro. Indica que no pararás hasta que sepa encenderte del todo con sus besos -por ejemplo- y la libido subirá más rápido de lo que te imaginas.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado.
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s