Vagina y VulvaDiferencias

Aún es muy común hoy en día ver como mucha gente, sobretodo varones, no sabe distinguir entre la “vulva” y la vagina”. Esa creencia de que en la vagina se encuentra el clítoris, los labios, etc. es muy corriente. Y no. Es como decir que los testículos son el pene. Una burrada como un templo. 

¿Qué aspecto tienen las vulvas?
Toda la zonda dónde ubicamos el monte de venus, labios externos e internos, clítoris, glándulas vestibulares, el orificio uretral (por donde orinan) y el inicio de la vagina es la VULVA.
Las vulvas pueden tener looks y aspectos distintos entre sí: peludas, más carnosas, depiladas, con los labios internos o externos más largos, con arrugas, más oscuras que el tono de la piel predominante, más rosadas, aparentemente cerraditas, desplegadas… La vagina, al igual que la vulva, no es estática sino que se va modificando en una misma mujer con el paso del tiempo y las distintas situaciones de la vida. Y, probablemente… ¡se vuelvan más sensibles!

¿Qué es y Cómo funciona la vagina?
La vagina es el conducto por el cual penetramos a la mujer, es la parte final del canal del parto y el de la salida de la menstruación.

Tiene muchos nombres y denominaciones: coño, concha, pussy, puchu, chucha, polola, cachucha, chichi, chocho, cuca, cajeta, cachimba, enchilada, cosita, nena, cueva… Todo eso y mucho más. Un misterio para algunas, un tabú para otras y un milagro para quienes quieren conectarse con la vida.
Cuando la mujer está excitada, la vagina se lubrica o moja, para facilitar la entrada del pene. Y frente a la inminencia de un orgasmo, la vulva se pone más colorada y tensa. La mayor parte del tiempo, la vagina se encuentra en un estado de relajación, aunque casi siempre está húmeda. Es fundamental cuidar su higiene con jabones neutros (recomendados por el ginecólogo) que neutralicen el PH natural, de esta manera evitamos picazón y ardores innecesarios.

¿Cómo recibir/dar placer en la vagina?

Muchas mujeres sienten vergüenza e incomodidad con la sola idea de nombrar sus vulvas y vaginas. Otras no aceptan la idea de explorarse a través de la autoestimulación con el fin de conocerse y lograr en el futuro una sexualidad más plena.
Pero, ¿has comprado un coche antes de probarlo? ¿Sabes todos los detalles, diálogos y el final de la película sin haberla visto? Pues con el sexo y tu vagina pasa lo mismo.

Es tu órgano sexual, tu órgano de recibir placer y necesitas conocerlo para saber qué quieres. Tú te sentirás más segura, y tu pareja también. No hay nada de malo en explorar, ya sea con los dedos de una misma o con la gran cantidad de juguetes eróticos que se encuentran en el mercado. Si además de la estimulación vaginal lo complementas estimulando tu clítoris y tus labios vaginales el resultado es aún más sorprendente.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmak

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s