Cuerpo de mujer: Los Pechos.

 
Hace unas semanas hablamos de los masajes de pechos, el artículo de hoy puede parecerse mucho pero no es el caso. Queremos mostrar cómo tocar una de las zonas que las chicas más deseen que los hombres empiecen a tocar bien de una vez por todas. Puede parecer mentira, incluso absurdo para algunos, pero tocar bien o mal los pechos a una chica antes de tener sexo con ella puede influir en lo que ella piense de ti. Si se los estrujas como si exprimieses limones para hacerte un zumo, la excitación que tuviese se irá al garete en menos que canta un gallo. Pero no quieres eso, ¿verdad?

Errores habituales
Ahora bien. ¿Cuáles son los errores más comunes entre los hombres en cuanto a los pechos?

– No hay que tratarlos como si amasaras una pizza o exprimieras limones.
– Creencia de que sólo sienten placer en el pezón.
– A todas les gusta que le pellizquen o les muerdan.
Podríamos decir unos cuántos más, pero esos son los más comunes.
¿Cómo tratar un pecho?
Quizá tienes la suerte de tener una pareja que te diga e intente corregir tus errores sobre los pechos. Si es así, hazle caso; sólo ella sabe mejor que nadie cómo le gusta que se los toquen.
A partir de ahora piensa en los pechos como si fuesen testículos: no pueden tratarse de cualquier modo. Los pechos necesitan ser mimados y acariciados, son una parte del cuerpo femenino que aporta mucho placer si se trata debidamente y que le ayudará a sentirse atraída por ti y que su libido no disminuya en ningún momento.
– Empieza a acariciar suavemente los pechos con las yemas de tus dedos. Si tiene ropa puesta, no desvíes la mirada de sus ojos. Sentirá que son preciados por ti.
– Desliza los dedos por debajo de la ropa para acariciar la parte descubierta de los pechos. No hay necesidad de acudir directamente al pezón para morderlo.
– Cuando ya esté sin sujetador, acaricia el pecho entero, muy suave. Acarícialos como si de una bola de cristal frágil se tratase. No te dejes ni un rincón del pecho por tocar.
– A esas caricias, súmale unos cuantos besos por sus pechos y en los pezones. Cuando estés en los pezones, acompáñalo con un leve (muy leve) toque de tu lengua. 
– Aún no vayas directo al pezón. Besa a tu compañera, acuéstala, mientras sigues acariciando con la misma intensidad sus pechos. Esta vez no juegues con los dedos, sino con las palmas de las manos.
– Vuelve a besar sus pechos. Añade cada vez más tu lengua por todos los recovecos y acaba lamiendo la zona alrededor de los pezones. 
– Sopla un poco de aire frío y vuelve a lamerlos.
– Ahora es hora de introducir el pezón entero en tu boca, para lamer única y exclusivamente la zona de alrededor. Lentamente pasa a lamer únicamente el pezón.
– Para terminar, aguanta el pecho con tu mano y con los dedos pulgar e índice aprieta un poco las areolas (muy poco), para que sobresalga un poco y lamer los pezones con la punta de tu lengua y dar pequeños toques y leves, nada brusco. 

– Si crees que está preparada o sabes que le gusta, intercambia algunos lametones por suaves mordiscos o succiones.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s