Un Pezón, Un Sexo

pezon

Una vez os enseñamos a cómo tratar los pechos, los pezones, y esta vez os enseñamos los tipos de pezones que podemos ir encontrando en nuestras vidas. De la mima manera que nadie tiene el mismo tono de rubio, de castaño o el color de ojos -por no decir el largo, grosor y curvatura del pene- en los pezones pasa exactamente lo  mismo, como pasa en los pechos. 

Existen varios tipos de pezones:

    • Común: es el más habitual; en reposo protruye (es decir, que se desplaza hacia delante o sobresale) y se elonga durante la toma para situarse en el punto en el que el paladar duro se convierte en blando (punto S).
    • Plano o Corto: no protruye casi en reposo pero no presenta más particularidad que esa: es más corto que el común.
    • Pezón Invertido: el pezón está hacia adentro y no protruye con la estimulación, por lo que no tendrá ningún tipo de “erección” mientras se succione. Eso no quita la posibilidad de excitación. 
    • Pseudo-Invertido: en reposo se ve hacia adentro, pero con la estimulación protruye fácilmente y presenta el aspecto de un pezón común.
    • Retraído: en reposo se ve plano, pero con la estimulación protruye.
    • Muy grande: es el caso de pezones que miden entre 12 y 23 mm.
    • Accesorio: es un pezón situado lateralmente al lado del pezón principal o ladeado. 
    • Supernumerario o ectópico (literalmente “fuera de lugar”): casi siempre se localizan dentro de una línea imaginaria situada a cada lado del cuerpo, desde el vértice de la axila hasta la cara interior de los muslos. Los más frecuentes aparecen en la axila. Sólo en el 5% de los casos pueden observarse pezones ectópicos, así que es casi imposible que sea tu caso. 
 

Si tienes curiosidad por saber cómo se puede saber si un pezón es invertido, pseudo-invertido o retraído, te contamos una manera de comprobarlo: comprime la zona de la areola cercana al pezón con tus dedos; si al comprimir, el pezón sobresale o se queda en línea con la areola, será pseudo-invertido o retraído; si, al contrario, el pezón con la estimulación se mete hacia adentro, es que es un pezón invertido.

Si eres de esas mujeres que, por contra, no está satisfecha con su cuerpo o le causa inseguridad sus pezones no temas. Siempre es reversible de alguna forma u otra, eso sí acude a tu médico para que te hable sobre esa posibilidad y cómo conseguirlo. Muchas veces simplemente hay que acudir al sistema que usan las lactantes.

 

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmak

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s