Cenicienta no perdió un zapato.

Investigando sobre esos juguetitos sexuales que os convertirían en la envidia del barrio, descubrimos unos que define totalmente el placer por el fetichismo: chupar y mordisquear los tacones de la pareja hasta consumirlos. Varias marcas chocolateras han sacado al mercado tales productos para poder cumplir sorprender de una forma única y especial. Eso sí, por suerte -no como hace unos años- los precios son bastante más asequibles de lo que parece. Pueden conseguirse por un precio muy razonable y similar al de una tarta normal. no os acostumbréis a encontrarlos por menos de 50€ el par de zapatos comestibles de chocolate. Lo curioso es que esa fantasía puede hacerse realidad y unir los pecados de la lujuria y gula (mis dos favoritos, por cierto).

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s