El Griego

Grecia

Noruego, Francés, Alemán y ahora, el griego. Quizá es el que más se escucha y es curioso ya que tras este seudónimo se esconde el coito anal.  Se especula que está ligado a lo bien consideradas que estaban las relaciones entre hombres en la antigüedad.

Durante el sexo anal el pene no es introducido en la vagina sino en el ano. En este tipo de relaciones sexuales hay que proceder con especial cuidado. La piel en esa zona es muy sensible y delicada y se puede rasgar. Por tanto es imprescindible usar lubricante. Por otro lado, también hay que prestar atención a la higiene adecuada y siempre se debe utilizar condón. El riesgo de infectarse con una enfermedad de transmisión sexual es bastante alto.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmak

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s