Colores Sexuales

Según la teoría cromoterapéutica, la luz y los colores activan diferentes procesos bioquímicos en el cuerpo humano, sobre todo en la sexualidad. Es más, cada color actúa sobre un órgano y parte del cuerpo porque armoniza con su frecuencia vibratoria peculiar. Así se expresan los terapeutas modernos del color, pero la práctica es tan antigua como la humanidad. Se sabe que egipcios, griegos, chinos e indios utilizaban los colores. Los primeros atribuían al dios Thot el arte de la curación a través de los colores y los utilizaban mediante piedras, cristales, ungüentos y tintes.

También lo hicieron los griegos. El persa Ibn Sina –Avicena amplió en el siglo X el conocimiento médico sobre el uso de los colores: el rojo servía para mejorar la circulación, el azul y el blanco enfriaban la sangre y el amarillo reducía la inflamación y el dolor.

En el tema de la sexualidad, los colores también influyen. A través de la cromoterapia podemos armonizar y facilitar la curación de ciertos padecimientos. Cada color tiene psicológica y espiritualmente una interpretación y tiene un uso para diferentes fines.

Rojo
Acrecienta el erotismo, brinda fuerza y resistencia.

Naranja
Aumenta la capacidad de concentración. Quienes prefieren el color naranja centran su placer en las fantasías sexuales. El acto sexual es un gran espectáculo donde ellos mismos son los protagonistas. Los preliminares son para ellos tan importantes como el acto mismo.

Amarillo
Es un estimulante natural de las emociones. Algunas personas opinan que quienes gustan del color amarillo consienten los deseos de su pareja y a veces reaccionan de una forma pasiva y sacrificando su propio deseo.

Blanco
Rompe con las condiciones adversas e incrementa la fe espiritual. Quienes eligen el blanco son un poco puritanos y les cuesta gozar de su sexualidad. Suelen ser tímidas e inocentes. No les gusta que los miren desnudos. Suelen controlarse demasiado a la hora de gozar o brindar placer a otro.

Celeste
Magnetiza el entorno de las personas trayendo estados de paz.

Azul
Nivela los grados de ansiedad y controla aquellos ataques de atracción sexual obsesiva. Los amantes del azul son maravillosos compañeros en el sexo. Son afectuosos y sensibles con las necesidades de su pareja. Hacer el amor es para ellos un arte donde se desempeñan elegantemente.

Violeta
Es el color de la transformación de las emociones negativas por excelencia. Quienes gustan del color violeta se consideran demasiado sofisticados como para aceptar a cualquiera y por tanto pueden parecer presuntuosos de primera instancia.

Rosado
Integra el amor con la pasión erótica en un vínculo. Quienes prefieren el color rosa son algo inmaduros en el campo sexual.

Verde
Logra calma total. Quienes gustan del color verde son personas inocentes y frescas en su comportamiento sexual. Las mujeres siempre hacen el amor como si fuera la primera vez. Los hombres suelen ser inseguros y torpes pero de una manera encantadora que puede conquistar.

Marrón
Se puede utilizar para concretar una relación sexual. Quienes gustan de este color son muy sensibles y cálidos. Son románticos y siempre piensan en historias fantasiosas. Creen que el sexo sólo es posible cuando hay amor. Para ellos el sexo no es algo rápido y efímero sino una muestra verdadera de amor.

Negro
Cancela lo negativo.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmak

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s