Sexo Con pareja 0,0

hqdefault

El sexo es relativo. El sexo no se trata de pensar en realizar el sexo y disfrutar del momento. El sexo, abogan muchas culturas, puede trascender de la cama, convertirse en algo mental; darle importancia al sexo fuera del acto sexual es algo muy importante para poder disfrutarlo de una forma plena y que cada vez no nos parezca un acto más. Lo malo es que la sociedad a lo que está acostumbrada, y a lo que quiere estar acostumbrada, es a plantearse el sexo como un pasatiempo y realizar el aquí te pillo aquí te mato.
Obviamente no saldrá de nuestras bocas el afirmar que el sexo desenfrenado sea improductivo, este tipo de sexo puede ser muy placentero, sobretodo para la mujer. 

Pero hoy venimos a tratar otro tema, a buscar la sexualidad en cualquier momento, a empezar a disfrutar del sexo usando al sexualidad. ¿Cómo lo hacemos? Muy sencillo: incitando a la pareja, excitando a la pareja. Hay un montón de ejercicios conocidos, habidos y por haber, que nos podrán ayudar a este fin, pero mostraremos uno por ahora.

Este es un juego planteado para dos personas, puede ser vuestra pareja o simplemente vuestra pareja sexual, que ayudará a fomentar a pensar en sexo con ella aunque no estemos con ella. Para ello es necesario sentarse y crear una lista de actividades a las que se asignará un número; ejemplos:

1: Masaje sensual en la espalda
2: Baño con velas y espuma
3: Orgasmo con vibrador
4: Sexo oral
5: Cena romántica
6: Tocamientos en un cine
7: Tira dos dados, ese es el número total de orgasmos.

La combinación puede ser infinita, todo dependerá de los gustos como pareja. Una vez lo tengamos claro con el tiempo, no cada día ni a todas horas, la idea es ir dejando mensajes con notas adhesivas en la nevera, escritas en el espejo del baño mientras se ducha, en mensajes de texto o cualquier otro tipo de lugar visible. En esa nota irá escrito el número con lo que esperamos que la otra persona realice o que tenga claro que vamos a realizarlo, fomentando así la imaginación sexual entre ambos y la excitación por la excitación de la idea.

Este ejercicio no es para que se convierta en un toma y daca de mensajes segundo tras segundo, se trata de poder cambiar de rutina.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey