Brico-Sado: Barra Espaciadora.

Hoy empezamos una sección, desconocemos cuanto durará, en el que os enseñaremos los mejores trucos y formas de obtener material para nuestras perversiones con el menor coste posible y la mayor calidad.

Os traemos un juguete un tanto difícil de usar, ya que al principio desconocemos sus utilidades, pero que con el tiempo se convierte en un gran aliado. ¿Para qué nos puede servir? Sirve para poder atar en muchas posiciones y situaciones los pies, manos, incluso genitales de nuestra pareja sexual.

Material
Barra de madera maciza.
Argollas de punta redonda, plana.
Taladro.
Tuercas.
Barniz.
Lija.

1.- Coger la barra de madera maciza. Ha de tener un mínimo de 3cm de diámetro.
Si no tienes una, sirve una escoba con el palo de madera de cualquier establecimiento, inclusive los chinos y similares.
2.- Cortar la barra al tamaño deseado. Cuanto más larga sea mayor separación entre las argollas.
3.- Con un taladro, y una broca no mayor del numero 4,5-5, agujerearemos de lado a lado en la barra de madera tantas veces como queramos. Sugerimos 4 orificios, eso va a gustos.
4.- Lijar toda la superficie en caso que sea necesario, o queramos, pintarla.
4.1.- Barnizar y dejar secar toda la superficie. Aplicar dos capas. Si se desea pintura, esmalte y no pintura plástica, es recomendable aplicar una capa de selladora para que se fije dicha pintura. Si no deseáis un color diferente al marrón, no os compliquéis la vida y usad un Barniz del tono que más os guste.
5.- En los agujeros insertaremos las argollas del mismo número con la que hemos perforado la barra espaciadora. Mencionamos que han de ser argollas de punta redonda, o plana, para diferenciarlas de las que se usan para colgar los cuadros en las paredes. Si no las encontráis estas últimas también sirven.
6.- Con la ayuda de las tuercas terminar de fijar las argollas para que sea imposible sacarlas con un poco de fuerza.

Ahora bien, ¿porqué unas argollas con tuercas y no con algún tipo de pegamento fijador? Porque así cada vez que queráis esconder esta perversión simplemente habrá que retirar las tuercas y las argollas. No basta decir que si podéis esconderla debajo de la cama o en un armario y que nadie fisgonee no es necesario retirarlas.

Así pues, disfrutad de este nuevo juguete. Os sorprenderéis de lo divertido que es.
Aportad vuestras experiencias e ideas de cómo usar este juguete con vuestra pareja sexual.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s