Squirt. La Verdad del Mito.

images

Bienvenid@s un día más a nuestro blog. Hoy hablaremos de un tema con el que se siente bastante pudor y en muchos sitios de Internet elevan a “mito” una realidad de la sexualidad femenina. Durante siglos la mujer ha estado reprimida sexualmente y no ha sido hasta hace relativamente poco, gracias a las investigaciones de Master y Johnson (sí, la serie Master’s of Sex está basada en hechos reales), que el mundo no aceptada en que las mujeres podían conseguir un orgasmo. Mucho menos que podían eyacular. La verdad es que a día de hoy aún no se sabe con certeza de dónde sale el fluido de la eyaculación femenina ya que no hay una cavidad específica para ello.

Así qué, ¿cuál es su secreto? ¿Porqué no todas las mujeres no lo consiguen o no lo disfrutan de primeras? Bueno, vamos a exponer el tema basándonos en nuestra experiencia sexual, por lo que esto no ha sido copiado de otro lugar web ni ha salido de la boca de científicos entendidos. Lo que sí podemos verificar con un “sí” firme es su existencia, lo hemos vivido en varias etapas y es relativamente fácil de obtener siempre y cuando la mujer sea multiorgásmica. Ya sea en sus relaciones sexuales compartidas o en un momento más íntimo y solitario como puede ser la masturbación. 

¿Porqué es tan importante ser multiorgásmica?
Porque implica un mayor grado de sensibilidad genital, en todo su sexo. Erróneamente se considera que las mujeres han de ser estimuladas de la misma manera para conseguirlo, pero no es así. Cada mujer es un mundo y cada una de ellas ha de ser estimuladas de una forma u otra según su sensibilidad y gustos sexuales. Sabemos de gente cercana que ha conseguido un squirt teniendo sexo anal y otras simplemente estimulando el clítoris, por lo que no hay una guía exacta para conseguirlo en todas las mujeres. Sólo hay que escuchar la respiración, ver cómo reacciona su cuerpo y que ella indique, si procede, en qué punto se encuentra su excitación y qué hay que variar.

La forma más común es estimulando la zona conocida como Punto G, la presión dependerá de los gustos de cada mujer, y en los intervalos que más excitación tenga la mujer (o para subir esa excitación) acompañarlo de la estimulación clitoriana. Muchos de los “avisos” de que el squirt va a aparecer es una extraña sensación de que hay ganas de ir al baño y orinar. En este punto lo que hacemos nosotros es estimular con más pasión los puntos expuestos, sobretodo el Punto G, hasta el clímax. 

squirt001

Consejos para disfrutarla

– Estar relajada.
– Acudir al WC antes de realizar cualquier relación sexual o masturbación. Ayuda a despejar dudas sobre la necesidad real de ir al baño y entender qué se siente antes de eyacular.
– Si te gusta usar juguetes, no hay nada más efectivo que el masajeador Hitachi Magic Wand (o similares) con el aplique pensado para la estimulación del Punto G ó del Punto G y clítoris.
– No siempre se tarda lo mismo ni hay un tiempo especifico, dependerá del nivel de excitación, ausencia de ritmo y experiencia. Una mujer tarda mucho más en eyacular la primera vez que la segunda y siguientes. Ejemplo de una chica que conocemos que la primera vez tardó unos 25 minutos y en el segundo y siguientes simplemente alrededor de los 5-10 minutos.

Si deseas, por vergüenza o por algún otro motivo, detener el proceso y no llegar a eyacular cuando ya puedes hacerlo (o porque va a ser la primera vez y no estás lista), lo que debes hacer es apretar hacia fuera, sino hacia dentro como si realizases ejercicios de Kegel. 

Si queréis conocer otros métodos o aportarlos no dudéis en dejar un comentario en esta entrada y no olvidéis compartir esta entrada en vuestras redes sociales, es solo un minuto.
Encuentra más información en www.eyaculacionfemenina.org

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey