Sesión de fin de semana (I)

Ya hacía tiempo que no escribíamos sobre nuestras “aventuras” Femdom, en parte por la falta de tiempo a realizar prácticas “fuera de lo común” y que merezcan la pena ser relatadas. El de hoy en concreto es respecto al fin de semana pasado, en una pequeña “escapadita”. 

Era viernes por la tarde. La semana de trabajo me había dejado exhausto y solo tenía ganas de llegar a casa y estar con mi pareja, acurrucarnos en el calor del sofá y ver unas películas. Así todo el fin de semana excepto la compra e ir al sex shop de cada semana a fantasear con lo que cada uno va a comprar. Llevo en castidad desde julio, pese a que no tenemos una relación estricta de 24/7, y sólo he sido liberado un día al mes si me portaba bien para ser masturbado sin la posibilidad de poder correrme. Siempre he sido azotado esos días durante una hora por los orgasmos provocados con ímpetu de mi Ama y buscar un motivo de azotarme mucho más fuerte de cuando sólo me disciplina.
Llego a casa y antes de acceder al salón veo una nota:
“net. Despójate de toda tu ropa. Ahí al lado tienes el collar y los mitones, póntelos. Lo que queda y hoy y mañana serás un perro.”
Confuso, excitado, nervioso y ansioso releí esa nota un par de veces. Mi Ama me había tratado como perro en ocasiones contadas y en una sesión de pocas horas, no un día entero o más rato. Obediente me despojé de todo mi ropaje, ajusté el collar personalizado a mi cuello y me despedí de mis manos y pies humanos convertidos en unos de perro dentro de los mitones. Rasqué la puerta para indicar que estaba listo, mi Ama abrió la puerta sonriente y antes de decir nada cerró los mitones con la ayuda de cerrojos para no poder escapar de ellos.
– Pasa, susy.
Ese día susy era mi nombre de perro. Establecimos que cada vez que me transformase en perro el nombre iría cambiando, para diferenciar nuestro comportamiento y los objetivos de la personalidad de net, además como alguna que otra vez salimos a la calle nunca sabrán realmente quienes somos. Esa tarde fue muy aburrida, no fue una sesión previamente dicha. Estuve toda la tarde hasta la hora de dormir acostado al lado de mi Ama, yo en mi cama de perro en el suelo por supuesto, en el que mi Dueña disfrutó pasar la tarde viendo algunas películas que conmigo en nuestra vida vainilla seria imposible, y acariciarme a ratos. Por algún extraño motivo, que comprendí más adelante, no hizo el paseo habitual para poder hacer mis necesidades, por lo que debía aguantar hasta tener permiso.
Media hora antes de ir a la cama mi Ama me obsequió con comida y bebida, sus ricas sobras de medio sandwich de pavo y queso y poco menos de 13cl de agua fría. Ladré contento moviendo el trasero para agradecer su dominación y permitirme comer, llevaba hambriento desde que salí del trabajo. 
Tras dejar limpio mis boles de perro, volví a mi AMA a agradecerle la comida ladrando, moviendo la cola y lamiendo sus piernas como ella tantas veces me ha indicado cuando realizamos este juego de rol.
– Susy, a la habitación.
Lua, mi Ama, apagó todas las luces y todos los aparatos electrónicos de la casa antes de ir a dormir, se cepilló los dientes, me dió dos galletas para limpiar los dientes de gato (las de perro son mucho más duras para mis dientes de humano) y ambos nos dirigimos a la habitación. Yo me planté justo a los pies de la cama como siempre me indica, ella lentamente se desviste y se mete desnuda en la cama. El cinturón de castidad que llevo desde estos meses ahora se hace notar, aprisiona mi pene que quiere entrar en el ardiente y húmedo tesoro de mi dueña, que siempre reconozco por su inconfundible olor, para desahogarse. Me dispongo a lamer su dulce vulva cuando ordena de forma insospechada que esta vez no voy a tocarla, que solo miraré acurrucado en mi sitio de la cama. Extiende su dulce y delicado brazo para abrir el primer cajón de su mesita de noche y saca de él un enorme dildo de 22cm de largo que además de vibrar rota y se masturba sin descanso durante media hora. Una interminable media hora de gemidos, de miradas lascivas, de un pene que cada vez se hace más grande intentando salir y unas ganas horrorosas de lamer los ricos fluidos que siempre desprende mi Ama y que esta vez no será posible.
Cuando termina esa media hora, guarda el juguete en su sitio, apaga la luz y en unos breves minutos se duerme.
Por suerte nuestra casa no es muy fría por lo que puedo dormir en cueros encima de las mantas sin sentir frío. En caso de que lo tuviese solo podría colocarme debajo del nórdico del sofá, nunca en la cama. Por suerte no tuve que hacerlo, mi dueña tuvo la consideración de dejar la calefacción puesta toda la noche que está justo detrás de donde yo debo colocarme en la cama.
Continuará el próximo fin de semana. No te lo pierdas.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

2 comentarios en “Sesión de fin de semana (I)

  1. Buenas! Me ha encantado este texto, creo que indicas que es verídico, por lo que quería preguntarte si podías dar más información sobre la forma en que te convierte en perrito, como la marca de galletas que te da, o todos los elementos de bondages que te colocan. Por ejemplo, a parte de esa especie de guantes, tienes una careta de perro o algo así? Me parecería fantástico que lo contaras con más detalle y dieras ideas para proponerlas a mi Ama, ya que Ella también disfruta teniéndome como su mascota.

    Un saludo y ponme a los pies de tu Dama

    servus{Bastet}

    Me gusta

  2. Hola! 😉

    El relato, siempre que lo marcamos como relato, suelen ser cosas verídicas. Sino siempre lo especificamos en la entrada de que simplemente se trata de una fantasía.

    En cuanto a tu consulta nunca me trata y me viste igual como perro, eso depende de “cómo le de”.
    Mayormente fuera de este juego de rol a veces uso careta, y otras no. Es esta: http://www.sexshopsgay.com/mascara-perro-bdsm.html
    Además lo acompaña con un plug de cola de perro, cuando no lo teníamos usaba los típicos de pony, la correa comprada en una tienda de mascota (al igual que el collar hasta que conseguimos uno personalizado).
    Bondage usa únicamente esos guantes,
    En cuanto a galletas, son estas: http://www.zooplus.es/shop/tienda_gatos/snacks_gatos/snacks_higiene_dental/smilla_snacks/172436#more

    Si quiere tu AMA que contacte con nosotros y le ayudamos al respecto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s