Beso de Singapur

350px-_douard-henri_avril__14_

Hace unas semanas mantuvimos una charla con una seguidora y nos mencionó como postura favorita El Beso De Singapur, también conocido como pompoir (chupadora), una práctica de sexo oral sin la boca. ¿Descoloca, verdad? Nosotros no teníamos ni idea de qué se trataba. Bien, tras investigar un poco hemos querido tratarlo como el tema de hoy. Disfrutadlo.

¿Qué es?

El Beso de Singapur es una antigua técnica sexual en la que la mujer estimula el pene con la ayuda de la vagina cuando está dentro, realizando unos movimientos similares al de la succión. Esta técnica es bastante desconocida debido a su dificultad, no todas las mujeres pueden lograrlo, ya que requiere entrenar el músculo pubocoxígeo.

Su origen radica en las Devadasis, unas chicas de la India que pertenecían a una casta muy baja y que se dedicaban a la prostitución. Según esta creencia, se fragmenta en seis partes dicha práctica:

Tirar
El movimiento para introducir el pene en la vagina.

Empujar
El movimiento para expulsar el pene. Todo lo que entra, sale.

Agarrar
El movimiento para mantener el pene dentro y no pueda salir, te sonará esta capacidad de los canes. 

Masajear
Usando movimientos circulares se masturba el pene.

Ordeñar
Aquí la cosa se va poniendo nivel pro. Este movimiento combina el paso de agarrar y ordeñar. Como su nombre lo dice, el hombre eyacula en este paso.

Vórtice
El paso final. En este caso es realizar todos los movimientos posibles en todas direcciones.

Seguramente a estas alturas ya has tirado la toalla. Pero es realmente asombrosa la reacción y las sensaciones en ambos, la gente experimentada en el sexo tántrico no lo discute.

El entrenamiento

Lo más sorprendente es que la forma más fácil de conseguirlo es entrenar mediante los ejercicios de Kegel, hemos hablado en la web de ellos aquí, que además fortalecerán tus músculos pélvicos y evitar futuros desajustes por la edad o el embarazo. Eso sí, ojo con esto, hay que tener cuidado, pues hacer los ejercicios mal puede ser contraproducente para tu salud. Si tienes alguna duda, siempre puedes consultar con tu ginecólogo.

¿Cómo practicarlo?

Una vez conseguimos realizar los ejercicios de Kegel, es hora de ponerlos en práctica. Aunque puedes hacerlo de diferentes formas, aquí te dejamos un paso a paso y conseguir vuestros orgasmos.
Si aún no te atreves con tu pareja sexual puedes practicar más a fondo usando un dildo con ventosa, preferiblemente anclado al suelo que a una pared o una cama, hasta que lo domines del todo.

1.- Pre-Postura
La postura realmente puede ser cualquiera, pero para que sea más fácil y confortable para todos la mejor es la postura de la monta. Para quién no la recuerde, o no la conozca, no es otra que el chico tumbado boca arriba y la chica sentada a horcajadas. Lo que se consigue así es que la mujer pueda controlar el ritmo y evitar cualquier contratiempo.

2.- Penetración
Cuanto más grande sea el miembro viril, más placer obtendréis. 

3.- Postura
Una vez realizada la penetración se lleva a cabo la práctica, manteniendo las caderas lo más quietas posibles. Así lo que trabajará será la vagina y no otros músculos alejados de esa zona.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s