Menú Afrodisíaco

San Valentín está a la vuelta de la esquina y muchas son las parejas que buscan un buen menú afrodisíaco con el que sorprender a su partener.  ¿Mito o realidad? Algunos aseguran que ciertos alimentos tienen una influencia sobre nuestra libido, incluso que multiplican nuestras proezas sexuales. Aunque los científicos no han podido establecer nunca claramente sus propiedades, afectan sobre nuestro humor y bienestar. Afrodisíacos o no, ¿por qué no probar todas las posibilidades probando algunos platos que podrían resultar ser aún más calientes que lo previsto?

Las reglas de oro
No proponemos un menú sexy como se comparte un sándwich a mediodía.


1- Evita los platos pesados, con salsa, calóricos y difíciles de digerir. ¡Es inútil tener la sensación de pesar tres toneladas mientras que intentas hacer algunas acrobacias!


2- Destierra los manjares complicados que llevan horas prepararlos. Tendrás que dejarte tiempo para arreglarte.


3- ¡Prueba una receta con un amante potencial! Entrena al menos una vez antes de servirlo el día D.


4- No hay que desatender la puesta en escena de la casa: ponte en guardia en todos los sentidos…
El abecé: velas para un ambiente tamizado y una iluminación favorecedora. Cuidado: ¡tienes que ver lo que vas a catar! Un ligero perfume ambiental pero que no anule los olores de tus platos. ¡Una música suave o exótica según las recetas escogidas para que todo el mundo esté distendido! Acuérdate también de sacar una vajilla colorida, vasos bonitos, cubiertos envueltos con una cinta de raso…


5- ¿Estás nerviosa y no tienes hambre? ¡Esfuérzate un poco! No hay nada menos sexy para un hombre que una mujer que picotea como un pajarito y que pone mala cara delante de su plato. Según ellos, ¡el apetito de una mujer dice mucho sobre su gusto por el amor físico!

Burbujas y más burbujas
¿Queremos impresionar a nuestro chico y añadir algunos centilitros de glamour durante la velada? Apuesta por el rey de los vinos: ¡el champán! Bebida festiva y romántica por excelencia, sólo oír el “¡pop!” de su tapón ya anuncia una noche hermosa. Pero cuidado, el objetivo no es terminar completamente borracha y olvidar todo lo que va a ocurrir a continuación. ¡Hay que beber con moderación!
¿Lo sabías? No hay que meter una botella en el congelador para enfriarla. Esto mata las burbujas. Por el contrario, se puede meter en una cubitera llena de agua fría y hielos.

Una buena entrada en materia

Ocho ostras por persona: reputadas por sus cualidades afrodisíacas, son sobre todo conocidas por su riqueza en zinc, elemento indispensable para la síntesis de la hormona sexual… ¡la testosterona! ¿Por qué privarse de ella? Además que tienen muy pocas calorías.
¿Lo sabías? Su apertura no es cosa fácil. Si eres hábil: bravo; si no, es posible pedirle al ostrero que lo haga por ti – con la condición de consumirlas muy rápidamente – o encargarlas con un abreostras que facilite su apertura.


Un entrante a la trufa.
La reputación sulfurosa de este champiñón vendido a precio de oro se explicaría por las feromonas – hormonas que influyen en los comportamientos sexuales – que libera. Es por esta razón que la cerda en la época de celo, atraída por el olor, conseguiría encontrarla.
Prueba esta influencia sobre tu invitado sirviéndole un revuelto de trufas en un mini cuenco. (Ver nuestra receta)
¿Lo sabías? Según ciertos especialistas, la simple expresión: “trufa y champán” evocaría un cóctel psico-afrodisíaco. Sólo con la idea de degustar tal asociación de manjares, con clara reputación afrodisiaca, estimularía a los receptores del placer en el cerebro.

¡Imposible resistirse a este plato!

Cuando llegue la hora de elegir el plato principal, lo más difícil será saber combinar los alimentos reputados y, sobre todo, ¡las especias que te están esperando para sazonar la mezcla!
- La alcachofa: ¿acaso es porque se deshoja como una estríper por lo que tiene poderes sensuales? ¡Qué más da, nos volcamos en esta verdura y aprovechamos sus virtudes anti-oxidantes y sus numerosas vitaminas que nos permitirán combatir la fatiga!
- El jengibre: desde hace miles de años, se busca esta especia por el mundo entero por sus virtudes afrodisíacas. Quizá es por algo que su forma recuerda la de un pequeño hombrecito. Aunque su eficacia para desencadenar una fiebre carnal no ha sido científicamente probada, se le reconoce sin embargo virtudes vasodilatadoras que tratarían sobre los órganos de la pelvis donde se encuentra el aparato reproductor. Nada se pierde por intentarlo… Y que así conste.
¿Lo sabías? Para beneficiarse de todas sus propiedades, se recomienda utilizarlo fresco, rallado o confitado.

Dos recetas que tendrían que excitar las papilas gustativas y los otros sentidos…
• Una tarta de tomate, jengibre y alcachofas
• Arroz con pollo al jengibre

¿Y si pasamos al postre?

Si os queda sitio y deseas aumentar aún más el deseo…

Una fondue de chocolate: servida con algunas fresas para su color pasión y rodajas de plátano, la más fálica de las frutas… No te prives de esta delicia de voluptuosidad con el cacao rico en sustancias que segregan serotonina, ¡el neurotransmisor del placer!

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s