BDSM: Esclavo/a y sumiso/a, verdades y mentiras.

Hoy iba a hablar de la diferencia entre sumisos/as y esclavos/as. Pero en mitad de la organización del post ha derivado más en desmentir falsedades del BDSM que otra cosa. Aún así no va del todo mal un poco de “paja”. Hablaré sobre esas mentiras y falsedades y la diferencia entre esclavitud y sumisión. Quizá es más interesante para hoy.

Es una de las preguntas que abarcan a toda chica que lee sobre dominación o participa en los chats que hay en toda la web y que realmente cuesta un poco diferenciar, sobretodo porque cada persona tiene su propia idea, por mucha teoría que haya. Yo por ejemplo no estoy de acuerdo con muchos Amos que afirman que al ser esclava no puede tener límites ya que eso la diferencia de las sumisas. No, no, no y no. Lo que diferencia las sumisas de la esclava, aparte de los límties y la dificultad es la predisposición a dejarse ser sometida. Ya hablamos de ello en capítulos anteriores, pero hoy voy a exponer las diferencias que he conseguido hallar en la web. Muchas diferencias son personales y algunas extraídas de otros lugares.

¿Diferencia entre sumisión y esclavitud?
¿Qué dice la RAE al respecto?

Sumisión
1. f. Sometimiento de alguien a otra u otras personas.
2. f. Sometimiento del juicio de alguien al de otra persona.
3. f. Acatamiento, subordinación manifiesta con palabras o acciones.

Esclavitud
1. f. Estado de esclavo.
2. f. Sujeción rigurosa y fuerte a las pasiones y afectos del alma.
3. f. Sujeción excesiva por la cual se ve sometida una persona a otra, o a un trabajo u obligación.
4. f. Hermandad o congregación en que se alistan y concurren varias personas a ejercitarse en ciertos actos de devoción.

¿Y en el BDSM?
Pues un poco más de lo mismo. El/la sumiso/a se somete voluntariamente, como el/la esclavo/a, pero decide el tiempo determinado que acepta ser sometido/a llamado sesiones. El/la esclavo/a estaría de forma permanente en una sesión, se ejerza alguna práctica o no. También se les suele conceder mucha más libertad de acción a los/as sumisos y más límites que a un/a esclavo/a,

Yo puedo ser esclava de un Amo o una Ama pero ejercer sin ningún problema mi trabajo. Pero de forma visible o bajo la ropa llevaré siempre un distintivo como esclava u obedeceré sin rechistar cualquier orden que mi Amo/a ejerza sobre mí inclusive trabajando. Habría que añadir un control mucho más duro, exhaustivo y restrictivo de mis acciones. No es muy habitual que una esclava, a diferencia de una sumisa, pueda escoger su look (color y corte de pelo; tipo de ropa, etc.) como otras rutinas (alimentación, ocio, horarios de sueño, etc.). La esclavitud implica mucha más entrega y compromiso con el/la dominante.

Lo único que no podría mi Amo/a sería contradecir mis límites.

La decisión tomada por su Amo/a llega es absoluta para el/ella.

Sin embargo hay sumisos/as que viven con su Amo/a, en 24/7, pero no se consideran ni son considerados/as como esclavo/a. Tiene que ver nuevamente con el tiempo que le dedican.

Lo que no se puede hacer en la esclavitud del BDSM
– Obedecer órdenes que entren en conflicto con cualquier ley existente y pueda conducir a las multas, detención, o al procesamiento del/de la esclava.

– Obedecer órdenes que puedan causar daño extremo su vida, tal como perder su trabajo, causar tensión en la familia, etc.

– Obedecer órdenes que puedan causar daño corporal permanente.

– Obedecer órdenes que puedan causar un trauma psicológico, tal como una escena de violación para una esclava que haya sido violada en el pasado.

Otras falsedades que encuentras en la red y que voy a desmentir ahora mismo
– El/la esclavo/a ha de obedecer en todo y para siempre.
No, falso. Los/as esclavos/as al igual que los/as sumisos/as eligen a quién quieren servir y pueden romper la relación si lo desean. Casi todas las relaciones acaban por decisión del/de la esclavo/a más que por el/la dominante.

– El/la esclavo/a no puede rechistar.
Otra falsedad. Tiene la misma condición que el/la sumiso/a. Lo que le diferencia serán las oportunidades ya que siempre está en sesión y la forma de comunicarse cambian.

– El/la esclavo/a no razona ni piensa.
Pienso, luego existo. Si no pensaran ni razonaran no serían humanos/as. Los/as cibersumisos/as, que proliferan en chats y no se creen nada más que los bulos que otros/as Amos/as que no se informan les dicen, son los/as que han propagado esta gran falsedad. Un/a esclavo/a tiene grandes responsabilidades dentro de la relación. Se le da normalmente unos límites y unas directrices y se espera que actúen con sus propios recursos y capacidades. Un/a esclavo/a puede expresar sus pensamientos pero la decisión final es siempre de su Amo/a.

– El/la esclavo/a no tiene voz en la relación.
Pues entonces no es una relación de esclavitud. Es esclavitud pura y dura como las de antaño que él/ella debería denunciar. Ningún Amo/a por muy cruel, sádico/a que sea jamás toma una decisión importante sin consultar previamente con su esclavo/a o sumiso/a.

– El/la esclavo/a no tiene voz en la relación.
Pues entonces no es una relación de esclavitud. Es esclavitud pura y dura como las de antaño que él/ella debería denunciar. Ningún Amo/a por muy cruel, sádico/a que sea jamás toma una decisión importante sin consultar previamente con su esclavo/a o sumiso/a.

– Los/as sirvientes han de tener baja autoestima.
No. Para nada. Si hay algún síntoma, vigila atentamente. Un concepto es hacerle ver que tu mandas porque tú vales más para él que él para ti. Pero en el fondo también sabes que es falso. Ambos tenéis la misma importancia, una identidad no puede existir sin la otra.

– Los sumisos o esclavos son menos hombres.
¿Hay alguna prueba de ello? Creo que hay que ser muy hombre para aceptar tu condición sexual sin el miedo al qué dirán. Ser varonil es ser honesto, valiente y fuerte según la sociedad. Pues no hay prueba mayor de hombría.

– Los/as Amos/as son invencibles y no tienen humanidad.
Esta afirmación la he copiado de un lugar, pero viene como anillo al dedo. Es una de las mayores tonterías que he escuchado. Son personas, sienten estrés, nervios e inclusive lloran. Siempre pueden tener ese pequeño instante de debilidad. Si justamente el/la Amo/a no preguntara el/la sumiso/a que estuviera al cargo no tendría la seguridad que suele tener sobre su dominante.

– El BDSM sólo puede ser un 24/7.
Anda. Nos han pillado. Claro, como los “vainilla” se pasan todo el día follando… pues nosotros todo el día con el BDSM.
Repito lo repetido hasta repetirme tanto que parezco un disco rayado: cada pareja-relación escoge SU tiempo y SU entrega que le dedicará.

– Sumisión y dolor van cogidos de la mano.
Claro. Va tan cogido de la mano como beso y preservativo. Hay sumisos/as masoquistas, evidentemente, pero también los hay que sólo reciben algo de dolor como un castigo o reprimenda. No por hábito, costumbre o necesidad. Mi sumiso ha llegado a estar diez sesiones sin tener ni una sola pizca de dolor y no es ni malo ni bueno que haya sido así. Es como hemos decidido que sea nuestra relación BDSM.

– El BDSM mejora la vida sexual.
El BDSM es una forma de sexualidad, de ahí que mejore la vida sexual…No siempre unos pequeños azotes en la cama es BDSM, sólo son azotes, sin ninguna identidad. Y no por ello mejora la vida sexual.

– Sólo hay un BDSM válido.
¿Ah, sí? ¿Cuál? Que me lo enseñen ya. Estoy cansada que se me señale de mala Ama por ser switch y no Ama exclusivamente. Si nosotros mismos pensamos eso, ¿cómo podemos pretender que la gente de fuera no menosprecie el BDSM y su gente? Yo no considero que la dominación femenina sea tan completa como una de pareja, pero la respeto porque son capaces de estar con mucha más gente que la que yo sería capaz. El BDSM es válido de mil formas y colores, sólo hay unas normas únicas: ha de ser seguro, sano y consensuado.

VERDADES

– Un/a sumiso/a obedece eligiendo hacer algo en cada momento.
Más que elegir, permite. Un/a sumiso/a conserva la libertad. Un/a sumiso/a acepta la sumisión, un/a esclavo/a acepta la obediencia.

– Un/a sumiso/a tiene una lista de condiciones mucho mayor que la esclava.
No es mentira y no es verdad. Depende de cada relación. Pero suele ser más así.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s