La Luna

luna

A partir de una posición arrodillada, el hombre echa sus piernas hacia los hombros de la mujer. La pareja puede estrecharse y continuar la estimulación dando impulsiones simultáneas a su pelvis.

Lo Mejor
– Una posición original permitiendo una penetración profunda.
– Buena estimulación del clítoris por el hueso de la pelvis del hombre.

Lo Peor
– Exige una buena agilidad del hombre.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey