Limites o Limitaciones

limits-cover-image

El otro día tratamos el tema de cómo usar el placer de forma más correcta en una pareja BDSM. Como seguramente a algun@ le habrá surgido algún tipo de duda, hoy continuaremos ese tema pero más vinculado al término más escurridizo y menos entendido del BDSM, los Limites. Por mucho que sorprenda, l@s joven@s de hoy en día que están empezando (o personas más adultas pero que han conocido el mundo hace muy poco), desconocen la importancia, relevancia y seguridad de los limites. Nunca, jamás pueden forzar a la parte sumisa a cometer una practica que está dentro de sus límites por un castigo.

Los limites son practicas a las que sentimos algún tipo de rechazo que van más allá de no gustar, sino que puede provocarnos algún tipo de mal (emocional, psicológico…) para el que no estamos o no queremos estar preparados. Ya sea por el grado, el impacto o la situación que implica.
También hay que diferenciar que hay varios tipos de Limites.

605192007_o

Limite Positivo
Toda aquella práctica que nos puede gustar o no pero de la cual no podemos prescindir y facilitamos su realización. Muchas veces es más una objeción que un límite propiamente dicho, no hay un bloqueo muy grande y son fáciles de ir manejándolos.

Ejemplos:
– Permitir azotarle siempre y cuando el día siguiente no hayan marcas visibles.
– Permitir el control de la vestimenta, pero dentro de casa.
– Permitir prácticas de dolor, cuando solo gustan suaves, pero sin llegar a ser extremas.
Si estas condiciones no se respetasen, hablaríamos de Limites Absoluto.
 
descarga
 
Límite Negociable
Este término puede provocar una pequeña confusión entre Límite Negociable y un Límite Positivo, en cierto modo se han hecho algunas negociaciones para los límites positivos. La única diferencia es que en los Límites negociables son prácticas que se harían solo en algunas circunstancias excepcionales o específicas, no pudiendo convertirse a priori en una práctica habitual. Aquí suelen juntarse bloqueos de vergüenza, inseguridad, temor e inseguridad; entre otros.
Veamos unos ejemplos:
 
– No realizar sexo en grupo y/o en público. La parte sumisa, o Dominante, se siente incapaz, pero que en algún momento y pactándolo podría haber una mínima posibilidad de realizarlo.  (Por vergüenza, por temor…)
 
– Sexo con integrantes del mismo sexo. Aún teniendo deseo de hacerlo en un momento dado de la excitación, una vez desaparecida esa excitación el deseo se convierte en un bloqueo.
En estos casos seria siempre la parte que tiene el Límite comunicar que está lista para probar.
 
images
 
Límite Absoluto
Son las prácticas que no deben hacerse bajo ningún concepto. Traspasar ese límite puede suponer el cese de la sesión inclusive de la relación. Son bloqueos fuera de la seguridad sexual provocados por miedo, asco, choques morales y entre otros.
Como no, ejemplos.
– Uso de Agujas
– Zoofilia
 
tumblr_meu7c9VhHv1rmlxfjo1_500
 
¿Qué Límites pueden haber? 
La verdad es que límites pueden haber muchos y cada vez hay más y algunos novedosos. Nadie puede decir cuáles son los más normales o los mejores de no tener, cada persona y relación BDSM es única. Obviamente alguien sadomasoquista no tendrá los mismos que alguien practicante del Petplay o el BDSM suave.
 
¿Cómo se controlan? 
La forma más sencilla y habitual es mediante contratos o algún tipo de vínculo que estipule que no pueden realizarse esas prácticas.
 
¿Cómo superarlos?
Esta es la pregunta del millón. De entrada hay que mencionar que muchas veces los Límites no son estables ni permanentes. Hoy podemos aceptar azotes fuertes y temer a las agujas y en años esa situación cambie.
Los difíciles de tratar son los que tienen que ver con los bloqueos morales, casi nunca son superables ya que tiene que ver con la educación personal y convicciones, por lo que intentar forzar a superarlos puede confundirse con la violación camuflada.
Si, por ejemplo, lo que se duda es realizar una práctica por sentirse sucia, una “puta” y cosas por el estilo simplemente hay que resaltarle que es un bloqueo que tiene en su cabeza hacia sí mism@ ya que no pensamos en el fondo que sea así. Por lo que superarlo te hará sentir orgullos@ por su esfuerzo y verl@ feliz de gozar como realmente quiere.
Si como sumisa le llamamos “puta” recalcar que es su condición de sumisa, no la personal. Pero ese es otro tema que ya trataremos.
 

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

2 comentarios en “Limites o Limitaciones

  1. Bueno, es que lo de la zoofilia es/debería ser un límite legal, porque sean cuales sean las circunstancias, se le estaría violando, sería MALTRATO ANIMAL.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s