BDSM: ¿Qué debo pensar?

Otro punto bastante difícil e inevitable que debo explicaros con el mayor detalle sin saturaros ni que os aburráis. Cuando empezamos a investigar en el tema, sin tener en cuenta si nos atrae o no todavía, lo que más desesperadamente buscamos es encontrar una AMA “como yo” que nos pueda ayudar a entender este mundo y seguir sus pasos.

Tendremos la suerte o no de encontrarla, todo depende de la suerte, el azar y nuestro carácter frente el resto de AMAS y quizá nos ayuden. Hay que tener en cuenta que en este mundo abundan en los foros, chats y demás muchas “pseudo-amas”, chicas mayormente muy jóvenes que solo lo ven como un pasatiempo y una forma de desplumar a los hombres. Una Ama siempre ha de ser educada, hablar correctamente y escribir correctamente. Si cumple las tres normas, no es una “AMA más,” del montón. Será la AMA que buscas para hablar.

Pero… ¿y yo? ¿Cómo debo ser?
Francamente esta es una pregunta casi imposible de responder. Solo tú lo puedes saber. No conozco tus gustos, tus pasiones y lo que realmente despierte tus zonas sexuales. Hay un sinfín de libros que te explicará como atar, cómo azotar pero no he encontrado aún ninguno que despierte el interés de ellas a querer dominar, sea a un hombre o una mujer y porque ellas lo desean. No porque cada dos por tres oyen una vocecita susurrándole al oído “átame”. No. Si quieres ser AMA, aún por quizá no lo has descubierto, debes hacerlo porque quieres y porque te gusta la idea.  No porque te la impongan.

Para ser AMA no hay una forma específica de comportarse, hablar o comunicarse. A tu pareja o persona con la que vayas a compartir esos momentos BDSM serás tú la que decida qué preguntas hacerle para conocerle mejor y ver si es afín a ti. El/la sumiso/a que vaya a estar a tu mando también puede realizar preguntas sobre lo que te gusta, lo que piensas y lo que buscas. Tienen el derecho a preguntar, a saber, antes de tomar ninguna decisión.

Es la confianza en una misma el factor clave en los escenarios reales de dominación. Yo tardé en obtenerla. En un tiempo humano fueron muchos meses. Me daba pánico hacer daño a la parte sumisa, que a su vez era mi novio; pero tras unas cuantas sesiones, practicar y hablar, sobre todo hablar, fui cogiendo confianza en mí misma. Ahora las pequeñas dudas que pueda tener se refieren más bien a si se adapta a mi forma de ser y si me gusta hacerlo en vez de si soy capaz. A ti te pasará lo mismo. Decidir o no ser AMA por estar nerviosa, dubitativa sobre si lo harás bien o por miedo a hacer daño a tu pareja… no es un motivo.

La dominación se trata en conseguir un punto en común en que ambos disfrutéis de la relación, inclusive con los castigos o con las prácticas que a la parte sumisa no le gusta pero que las acepta. Se trata de conseguiré reacciones, de ti, de tu pareja o de ambos. Hay AMAS que se vuelven locas usando juguetes y las hay que no los usan jamás, los usan de forma sutil o de forma extrema. Si no te gusta un juguete, una práctica, una idea…simplemente descarta ese juguete, esa práctica o esa idea. Tú debes disfrutar en todo momento haciendo lo que debas hacer. Que no encuentres una AMA como la que tú quieras ser, o que haya pocas o casi ninguna idea aceptable para ti… no quiere decir que no seas capaz de dominarlo/a. Solo quiere decir que debes buscar tu propio estilo. Un estilo que sea compatible contigo, y dentro del cual puedas crecer.
La mayor herramienta para poder dominar ya la tienes. Eres tú misma.

¿Cómo pulir esa herramienta?

1.- TÚ tienes el control.
TÚ tienes el control de lo que sientes, de lo que piensas y de lo que en la sesión quieras hacer. Nadie puede obligarte a hacer nada que no quieras. De la misma forma que no puedes obligar a nadie a obedecer algo que no ha aceptado.

Disfruta. Suéltate. No tengas miedo. No intentes compararte ni asemejarte con ninguna AMA que hayas visto en TV, Internet o en una peli porno.

Investiga, lee, haz las cosas que te gusten y no tengas pudor en probar nuevas y decidir si las quieres seguir haciendo o no. Siempre habla con tu compañer@ de juegos para informarle de lo que vas a hacer en cada momento, el porqué y al acabar la sesión hablad para poner los puntos sobres las íes.

Ejemplo
Tienes a tu compañero/a@ atado/a en la cama. Estará temeroso/a, aunque excitado/a, de no saber qué  le va a pasar. Puedes decirle “Voy a masturbarte todo el rato que yo quiera. No puedes correrte hasta que te diga. Si es que te dejo.” ¿Qué le das a entender ahí? Que eres tú la que mandas, eres tú la que vas a experimentar, y es él/ella quien te ha entregado su placer para que tú decidas qué hacer con él.  De la misma forma que en este ejemplo a el/la sumiso/a puedes dar a entenderle que debe tomárselo como un entrenamiento, que cada vez debe aguantar más. A mí por ejemplo me encanta tener a mi chico excitado durante una hora sin poder eyacular, pero en el fondo inclusive él lo disfruta.

Al acabar comentáis si os ha gustado o no, el porqué y si repetiréis y porqué.

Como AMA una cosa es que accedas a escuchar alguna sugerencia del/de la sumiso/a y plantearte si es válida o no. Pero SIEMPRE porque tú se lo preguntas o él/ella pida permiso para hacer dicha sugerencia. No pueden imponerte nada sobre lo que debes o no hacer en cada momento. Es tu actitud. Es la forma en qué sientes respecto a tu cuerpo y a tu sexualidad.

2.- Disfruta.
Disfruta. No tengas miedo. Practicar BDSM no supone ningún riesgo mental ni físico para los practicantes cuando no se hace mal. Entendemos por mal algo inhumano, como no estar pendiente del color de las extremidades, del estado de ánimo… ya hablaremos de eso.

Olvídate de pensamientos como “Vale, esto a él/ella le satisface. Es mi pareja y lo/la amo.” No. Ahí hay un fracaso absoluto asegurado. Lo que vayas a hacer debe satisfacerle única y exclusivamente a ti. Si te gusta azotar suave, azotas. Si te gusta jugar con su erección, juegas. Si te gusta hacer cosquillas, haces cosquillas. Si te gusta hacer que te lama toda entera con su lengua sin que pueda tocarte de otra manera, lo haces.

3.- Los “No” que debes entender.
No hagas esto sólo para complacer a tu pareja. Complácete a ti.
No te obligues a hacer nada si no estás de humor. Punto.
No manda tu pareja. Mandas tú. Intentar “dominarte desde abajo” debe ser imperdonable.

4.- Diviértete
Como hemos dicho antes, lo más sugerente es buscar las reacciones. De ambos o por separado. Diviértete buscando. Experimenta. Puedes parar cuando lo desees. Él/ella conoce las reglas. Haz las cosas a tu tiempo y a tu miedo, sin presión ni sentirse obligada.

Esto es experimentación de sexo y juegos. Trátalo como lo que es.

No hay un tiempo mínimo o máximo para realizar sesiones, entrenamientos o prácticas con tu sumiso/a. Puedes estar una hora, quince minutos, dividirlo en varias partes de un día o de varios. Cuando estés lista para acabar, di “Estoy lista para terminar”. Inclusive puedes darle el lujo de que pida una última cosa. Darle ese premio o no depende de ti. Yo me derrito negándole esos caprichos finales que pide, pero acabamos abrazados, felices y más juntos que antes de la sesión. Fastidiarlos un poco no tiene nada de malo.

 5.- SÉ SEGURA.
La mayoría de ejemplos que iré exponiendo tendrán varios niveles, para gente que pueda ser iniciada con esta guía y para otra que pueda saber más del tema pero esas ideas en concreto las pueda usar ya que las desconocía.

Conoce bien a tu compañer@ de juegos, la palabra de seguridad te ayudará muchísimo con tus nervios por si le estás haciendo daño o no soporta psíquicamente lo que haces.

Si hay algo que no sale bien, no lo soporta (por dolor, humillación…) pactad una palabra de seguridad que deberá decir “Basta”. En muchos contextos el “No, para” puede significar “sí, sí, sigue”. Lo más usado son colores (rojo, negro) o palabras que a esa persona le disguste (plátano, compresa…). Para cuando esté amordazado o atado, pactad algún tipo de señal física. Un chasquido con los dedos por ejemplo.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

6 comentarios en “BDSM: ¿Qué debo pensar?

  1. Dios mio, me va a faltar mas vida, para aprender tanto, aunque nunca es tarde, creo que me hubiera venido mejor espabilarme antes, y darme cuenta realmente de lo que me gusta y que no. Me estais aclarando muchas dudas, asi que seguir asi, que conmigo ya teneis una fiel seguidora.
    Saludos.

    Me gusta

  2. Jajaja, si por mi fuera, le dedicaria todo el tiempo del mundo.
    Pero que pasa, cuando tu pareja, con la que llevas unido la tira de años, vamos 16 para ser exactos, con la que tienes hijos y todo un mundo… y a pesar de eso la amas,no sigue TU ritmo??.
    Siempre me he sentido libre en mi sexualidad de experimentar e ir buscando aquello que me ha dado mas placer y diversión,y el siempre me ha seguido, pero creo que le estoy asustando y que no es capaz de seguir mi ritmo, y la verdad es que tambien me da miedo perderlo, asi que supongo que tendré que tener mas paciencia y no ir tan rápida como yo quisiera.

    P.D. Queria agradeceros el blog que teneis, no quiero ser repetitiva, pero tengo que decir, que me encanta, y que cada cinco minutos que tengo libres, entre trabajo, casa, niños y etc…. los dedico a leeros. Seguir asi.
    Saludos.

    Me gusta

  3. Pues muchas gracias!. Quizá se lo enfocas demasiado directo. Intenta hablar con él y enfocaselo como las primeras sesiones que he propuesto. Quizá así poco a poco ve que todo es en base a erotismo y no a dolor.

    Me gusta

  4. Hola, me encanta este blog . He vuelto asumir mi rol de Ama, lo deje unos años y ahora estoy denuevo sometiendo tengo un sumiso muy obediente y aquí estoy recultugizandome más. Os felicito y agradezco por toda la información.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s