Entrevista Perversa: Paulita

716_1000

Estamos aquí una vez más para divertiros con una nueva entrevistada. No es que seamos feministas, sino que pocos hombres solteros se han ofrecido a pertenecer a nuestras Entrevistas Perversas. Hoy traemos a Paulita, una joven sumisa de 19 años que lleva poco en el mundillo y actualmente sin dominante.

Bienvenida a este espacio Paulita. Jamás pensamos conseguirlo.
Gracias, yo tampoco pensé atreverme en un principio. Pero Me pareció una propuesta interesante, de hecho estuve leyendo algunas entrevistas y no me sentía a la altura como para hacerla, aun soy muy novata dentro del BDSM y mi experiencia es escasa.

¿Cuando empezaste a ser sumisa? ¿Porqué?
Conocí el BDSM hace dos años justo un mes antes de cumplir 18. Soy sumisa desde hace poco menos de un año. El por qué es muy largo de explicar. A ver si logro contarlo claramente durante toda la entrevista.
Creo que todo empezó con una serie, vi como un chico le decía a su novia que le iba a dar unos azotitos por haber sido una niña mala, en ese momento me reí un montón y dije que la gente está muy mal. Llegó Septiembre y volví al instituto, había un profesor muy autoritario que los años anteriores me caía muy mal, Terminator le llamábamos, pero ese año empezó a atraerme. No se porqué. Imaginaba que me ponía sobre sus rodilla y me azotaba el culo por ser una niña desobediente. Lo de la serie ya dejó de hacerme gracia y pasó a atraerme.
Tampoco me interesé mucho por investigar sobre esos gustos, los achaqué a mis hormonas; total con 16 años a los adolescentes cualquier cosa les excita.

¿Cuando te diste cuenta que lo que te atraía era lo que era?
Con el tiempo empecé a interesarme más por los azotes, un tema tabú para la sociedad, y comencé a leer relatos sobre este tema. Un día, en uno de ellos, hablaron sobre la lluvia dorada. No tenía ni idea de lo que era y busqué información en Wikipedia. Y de nuevo u  nuevo término que desconocía: BDSM. Me pareció tan raro que le di al enlace, leí y leí prestando atención a todas las palabras de Wikipedia, foros, blogs o cualquier cosa que encontrase con ese término. Entonces entendí que me atraía el BDSM.  Mis fantasías de ser sometida por un hombre, que me volvían loca, ya tenían una razón de ser. Aunque tampoco estaba muy segura de dar el paso y querer ser sumisa, tenia muchas dudas, a veces pensaba que solo era un capricho, a lo mejor solo me atraía porque era algo nuevo, pensaba en la fantasía que tenia unos años antes con ese profesor y mas dudas me entraban porque pensaba que lo único que me excitaba solo era ser azotada, pero no me quitaba de la cabeza la idea de entregarme a alguien por completo, de hacer cosas que por mi misma no seria capaz de hacer, COMPLACER pensaba, nunca lo había hecho, pero no sabia porque tenia muchas ganas de hacerlo con alguien.

¿Cómo acabaste de adentrarte, entonces?
Lo típico de micha gente supongo. Cada día estaba mas liada. Así que me lance al mundo de los chats, a hablar con otr@s Dominantes y sumis@s. Al principio entraba cohibida porque no sabía qué decir cuando me hablaban, hasta que llego una piedra con la que me tropecé en el camino, empecé a hablar con un “dominante” que lo primero que me dijo fue “quieres ser mi sumisa?” y yo por acelerada le dije “sí”.
Pensaba que si no lo probaba ya nunca sabría si de verdad era sumisa o no, le di mi numero y me llamo, me dijo que era su puta que tenia que hacer todo lo que el diga y si le desobedecía lo iba a pagar muy caro en cuanto nos viéramos en persona, yo me quede flipando y empecé a arrepentirme de haberle dicho que si y le colgué, me llamo muchas veces durante varios días, volví a entrar al chat pero con algo de desconfianza, fue en esos días en los que volví a entrar en los que conocí a otro Dominante que mas tarde se convirtió en mi Tutor, me enseño a ir paso a paso, y me hizo darme cuenta que todavía me quedaban muchas cosas por aprender para poder tener Amo, me hizo leer mucho, ver vídeos, me ayudo a conocer mis verdaderos gustos. Fue y es un Dominante al que siempre le voy a agradecer todas sus enseñanzas y al que le cogí cariño, pero nunca sentí dentro de mi esas ganas de entregarme a él y ser su sumisa, él en cambio sí se intereso por mi pero yo no sentía que era el indicado. Siguió con mi enseñanza, por skype claro, nunca nos vimos en persona, y una noche en la que me había dicho que me conectara no apareció, al parecer tuvo un problema que tenia que resolver, estuve esperándolo un par de horas y de repente me habla una persona que varias veces me había saludado pero que yo ignoraba todo el tiempo, como no aparecía mi Tutor me anime a hablar con esa persona para distraerme un rato hasta que él llegara, por si nick supe que era dominante, empezamos a hablar al principio de temas banales, poco a poco fuimos adentrándonos en el tema del BDSM.

345_1000

Cada día que pasaba me atraía mas la forma que tenia de vivir el BDSM, su carácter, me transmitía mucha confianza cuando hablaba con él. Sentía como poco a poco él sin proponérselo se iba apoderando de todo mi ser, ya no tenia dudas, quería sentirme suya, quería hacerle feliz, yo no sabia como debía decirle que quería ser su sumisa, así que improvise, le dije que quería ser suya que en mi interior sabia que él es el Dominante que había anhelado, que me aceptara, me puse muy nerviosa porque no me respondía, pasaban los minutos y no había respuesta alguna, hasta empezaron a salir las lágrimas por mis ojos porque empezaba a pensar que no me aceptaría, hasta que me respondió, me dijo que estuviera tranquila, que me aceptaba, estaba que saltaba de la alegría creo que hasta grite ese día de la felicidad que sentía.

¿Y ahora qué?
Bueno, por una serie de circunstancias decidimos dejarlo. Ahora en lo que me quiero centrar es en mejorar ciertos aspectos de mi carácter, aprender a controlar mi impulsividad, no ser tan dependiente de las personas emocionalmente hablando y ser mas madura (que en algunas situaciones aun no lo soy).

¿Qué tipo de sumisa eres?
Yo diría que un caso perdido, pero hay personas que aun tienen esperanzas en mi jaja.
Ahora en serio. Lo que he hecho hasta ahora ha sido petplay, me han tratado y entrenado como perra. Al principio me costó andar a cuatro patas, me sentía incómoda y andaba como un pato mareado, pero poco a poco aprendí. He de aclarar que no era animalización, ya que me permitían ir al baño como una persona normal y que era más bien como juego erótico más que una relación única de Dueño-perra.
También quisimos trabajar en el tema de sirvienta, pero no hubo tiempo. Es algo que no descarto y que también me excita, aunque debería aprender a cocinar. Se me da muy mal.

¿Qué fantasías sexuales tiene una joven sumisa como tú?
Que no me cuesten comentar podría decir que hacer un trío; tener una sesión en la que mi Amo me comparta con alguien más; andar a cuatro patas en público; violación simulada, que me arrastren hasta un callejón, o un parquing, y que haga conmigo lo que quiera.  Y no sé si me dejo alguna. Hay más por supuesto, pero prefiero guardarlas para conversaciones más privadas.
Otras que sí me atraen es hacer algo perverso en el cine o tener sexo con una chica.

Luego hay otras cosas que más que fantasía sexual lo considero como… curiosidad. Algo que no importaría probar pero que no pienso en ello día sí día también. En este caso entrarían usar una máquina sexual y me imagino atada con esa infernal máquina penetrándome sin contemplaciones y mi Amo prohibiéndome que me corra.

También tengo pendiente visitar un club de BDSM, que llama mucho la atención, aunque aun no me siento preparada para hacerlo, yo hubiera preferido hacerlo con mi Amo.

¿Qué prácticas disfrutas fuera de las convencionales?
Bueno, hay varias. Pero lo que sí me gustaría especificar es que disfruto, mucho, saboreando el semen en mi boca; a pesar de ello no disfrutaría nada de un Bukkake por ejemplo. Me gusta saborear el semen y tantas corridas juntas no me permitirían apreciar ese sabor tan característico de cada hombre.

719_1000

¿Alguien de tu familia sabe de tu condición?
Soy de Bolivia -aunque vivo en Madrid- como casi en toda Sudamérica, todo lo que no sea sexo convencional no está muy bien visto. No podía permitirme contarlo, pero una de mis tres hermanas me descubrió por accidente. Yo escribía un diario para mi Amo. Un día estaba escribiendo, se me fue la hora y se me hizo tarde para la clase de spining, y con las prisas se me olvidó volver a guardarlo y lo dejé encima de la mesa. Y dos de mis “buenas hermanas” lo vieron y les dio por leerlo. Yo no sabía nada de todo eso, llegué a casa y estaba todo donde lo dejé, dos noches después hablando con mi hermana me confesó lo que había hecho con la otra, yo me quedé flipando cuando me lo dijo, al principio me enfadé muchísimo y le pregunté que qué habían leído, me dijo que poco porque enseguida se lo quitó ella a mi hermana. Ya que lo había leído pues decidí sincerarme con ella, a pesar del miedo que tenía de que lo viera como algo malo.
Pero me sorprendió mucho su madurez, en ningún momento me juzgó, me preguntó muchas cosas, se le notaba que tenía mucha curiosidad, hablé bien con ella, me dijo que no compartía mis gustos pero que lo aceptaba. No hemos vuelto hablar del tema, pero al menos la relación no se desdibujó, cosa que celebro.

¿Qué castigo recuerdas con particularidad?
Yo soy una sumisa, o una persona, que necesita del orgasmo. Así que no reparo en suplicar y pedir una y otra vez tener orgasmo tras orgasmo. El peor castigo que recibí fue en navidades, un día me dio su permiso, al otro también, pero termino cansándose y me dijo que como siguiera así no me dejaba correrme hasta el año que viene. En un ataque de rebeldía seguí suplicando. Pero él cumplió con su amenaza, al cuarto día comenzó dicho castigo y estuve una semana y media sin poder tocarme. Una semana horrorosa en la que no dejaba de excitarme por nada, mojando las bragas.
Aunque luego en enero hizo que me corriera pero bien corrida, me faltó hasta el aliento, con la garganta seca, tuve un orgasmo tras otro, me dijo que si tanto quería correrme que siguiera. Fue muy intenso, al principio me encantó pero es que ya llegue a un punto en el que acabo siendo molesto, ya no controlaba mi cuerpo, los orgasmos salían solos. Lo único que deseaba era parar pero mi Amo decía SIGUE!!  Este castigo lo tenia mas que merecido por haberme comportado como lo hice en Navidades.

¿Cuáles son tus aspiraciones de sumisa?
Bueno, aparte de volver a sentirme sometida, y pese a ser heterosexual, me empieza a atraer la idea ser sometida por una mujer. Es algo que no descarto y que a veces me excita bastante esa idea. He intentado ser Ama, hubo un sumiso amigo mío, pero aparte de sentirme incómoda no obtuve el resultado esperado. Aunque a él le gusto. Así que mi aspiración es ser sumisa, creo que no doy la talla para ser esclava. Aún no.
En cuanto a encontrar Dominante, no busco alguien definido, tampoco tengo mucha experiencia y me gusta experimentar y conocer, solo así sabré cuáles son mis verdaderos límites. Lo que sí sé, es que necesito mucha disciplina.

¿Qué crees tú que es ser esclava?
Una esclava tiene una entrega total, no tiene ningún limite para su Amo. Depende completamente de su Amo, le entrega su vida. Necesita obedecer para sentirse completa. No sabría decir con exactitud lo que pasa por mi cabeza; la esclavitud es un tema complejo que aún no comprendo. Pero si algún día lo comprendo y me atrae lo suficiente, no lo descartaría.

724_1000

¿Qué te gusta como sumisa?
Como sumisa me gusta mucho el spank, las pinzas y la humillación verbal y física.

¿Qué límites tienes?
Mis limites son agujas, scat (lluvia dorada sí quisiera), sangre y zoo. Siempre le he tenido pánico a las agujas, sufro cuando tienen que vacunarme jeje; respecto al scat desde que, por mi dichosa curiosidad que a veces me mete en líos, vi “2 girls 1 cup” y me quede muy impresionada y asqueada por la imagen, aun me cuesta comer un helado de chocolate sin que se me pase esa imagen por la cabeza. Con la sangre me pasa un poquito igual que con las agujas y nunca podría hacer nada con un animal porque me parecen seres indefensos a los que hay que proteger.

¿Qué piensas de los que marcan a sus sumisas?
Me parece algo precioso, pero hay que pensarlo muy bien antes de hacerlo ya que es algo permanente y que no hace con cualquiera.

¿Cuáles son tus “habilidades” como sumisa?
Mi Amo me decía que la chupaba muy bien jajajaja.

Comentaste que te atraía la idea de ser mostrada en público, andando a 4 patas. ¿Porqué te atrae esa idea? ¿Cómo te lo imaginas?
Esa idea me atrae mucho porque me encanta la humillación física y también porque estoy descubriendo un lado exhibicionista que no sabia que tenia, el cual me gustaría que mi futuro Amo explotara 😉

¿Cuáles son tus juguetes sexuales favoritos? ¿Y Juguetes-material BDSM?
Las bolas chinas!!! Jaja Buahh lo que he gozado yo con esas cositas, aunque más que el objeto era la situación lo que me ponía muy caliente, estar en la calle sintiendo en cada paso que daba como las bolitas que llevan dentro se movían.
Dentro del BDSM, me encanta la mordaza, las pinzas en los pezones y el coño; me enloquece la presión que se siente y ese pinchazo al quitártelas. Hay cosas que aún no he probado pero que me llaman mucho la atención como el bondage, de hecho estoy aprendiendo a hacerme uno a mi misma, aunque aun me cuesta un poquito jeje.

Has comentado varias veces, en la entrevista y en privado, que te empieza a atraer el exhibicionismo. ¿Algo en concreto?
Sí, algo en concreto sería la orden de mi Amo de ir con un vestido y sin bragas y abrir ligeramente las piernas para que “accidentalmente” alguien pudiera verme el coño, teniendo cuidado siempre delante de quién lo hago, no me gustaría herir la sensibilidad de un menor. Esta sería la mas común, tengo más pero prefiero guardármelas para mi y mi Dominante.

Para finalizar, es el momento de su Pregunta Inesperada.

¿Que fantasía tienen pendiente realizar?
Él: Trío; sexo en lugares públicos; estar en castidad durante mucho tiempo.
Ella: Juego de rol con uniforme de marinero; perfeccionar más el tema de la castidad, trío.

Podréis encontrar más detalles de ella en Fetlife, Xhamster o Twitter.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

Un comentario en “Entrevista Perversa: Paulita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s