Días Inesperados (Día 14)

7760134_d9baa51355_b

¡Por fin!!! había escuchado la voz de Amelia, rápidamente bajó las escaleras, era ella, con zapatillas negras de piso, un pantalón negro y una blusa blanca, le abraza, le invita a subir, se disculpa por todo el desorden, ella no le dice nada, él le habla sobre la pastelera, sus aventuras, sobre el viejo que resultaba ser un millonario, sobre la orgía, sobre los libros, los juguetes, todo lo que podía se lo mostraba, ella estaba seria, hasta molesta se le veía, cuando termina de relatar todo sin dejarse un detalle, ella sentada en lo que había sido la cama le invita a sentarse juntos para hablar… Sigue leyendo

Días Inesperados (Día 11)

7760134_d9baa51355_b

Nuevamente no le había visto el día anterior, pasó las horas contemplando la limpieza que había realizado, a pesar de sus limitaciones había hecho un hermoso trabajo, todo en su lugar, impecable al grado que al pasar el dedo índice no había una sola mota de polvo, descansó con los libros que aquel viejo le había entregado; al día siguiente, caída la noche ella llegaba a las 8:05 en el vestido que había presenciado su tortuosa excitación. Sigue leyendo

Días Inesperados (Día 10)

7760134_d9baa51355_b

Se escuchó la puerta abriéndose casi por sí misma, miró el reloj en su mesa de noche, 8:01 un retraso mínimo pero suficiente para darle un castigo, llegó sin zapatos, ni suéter, sólo el vestido le cubría.

-Llegas tarde, levanta tu vestido.- Lo hizo en el acto, sin tanga y el coño bien depilado.

-Ahora, vas a recoger el departamento, lo limpiarás a conciencia, dejarás impecable cada rincón.-  Una voz profunda provenía de su garganta, decidida en cada palabra. Sigue leyendo

Días Inesperados (Día 9)

7760134_d9baa51355_b

Había ido al supermercado temprano, tan temprano que aún se encontraba cerrado, esperó ahí, a cincuenta metros había una fuente, la misma donde hacía unos días los niños se encontraban jugando, creía estar soñando, a ésa hora ella no debería de estar ahí, caminó hasta que ella se hubo percatado de su presencia, intentaría esconderse pero la misma idea ya era inútil. Sigue leyendo