El Misionero

misionero

Es la posición la más conocida, universalmente del gusto de los principiantes como de los más experimentados, el hombre se tumba entre las piernas de su pareja. Además es una postura ideal para los que tienen el pene pequeño, aunque realmente la usa cualquiera debido a la gran sensibilidad sexual que aporta a ambas partes, tengas el tamaño de pene que tengas. Sigue leyendo

La unión de los Amantes

La unión de los amantes

La pareja de pie cara a cara, el hombre frota su pene sobre la vulva de su pareja. Después de varios minutos de fricción, la vulva se abrirá naturalmente para permitir una penetración superficial. Si la mujer es de más pequeña estatura que el hombre, ella podrá agrandarse llevando zapatos de tacones de agujas o agrandándose artificialmente con un soporte (tal como una guía de teléfono) debajo de cada pie. Sigue leyendo

La Unión de La Rana

sin-titulo

El hombre esta acostado sobre la espalda, las piernas entreabiertas. La mujer se tumba sobre él de manera que la planta de sus pies haga apoyo sobre la parte superior de los pies de su pareja. Ella puede entonces utilizar este apoyo para mover su cuerpo de adelante hacia atrás. El hombre puede simultáneamente estabilizar la posición y acompañar el movimiento cogiendo su pareja por la cintura. Sigue leyendo