El Sexo Cuestionado

<img src=”/pxlctl.gif?m=1&r=2″ width=”1″ height=”1″ alt=”” /><img src=”//prisacom.112.2o7.net/b/ss/prisacomelpaiscom,prisacomglobal/1/H.26–NS/0″ height=”1″ width=”1″ border=”0″ alt=”” /&gUn estudio con más de 50.000 personas golpea los cimientos del sexo tradicional

El orgasmo femenino es uno de los temas más debatidos en sexualidad. Sin embargo, aún siguen surgiendo dudas en torno a él. Tiene su lógica: aunque ahora nos parezca un tema casi trillado, no hace tanto que el placer de la mujer era un absoluto tabú. Pero parece que los últimos estudios nos van dando algunas pistas que, de hecho, derriban algunos de sus falsos mitos. Sigue leyendo

El sexo está en declive

Cuantas más temporadas, menos sexo. La ecuación no refiere únicamente a los años acumulados por una pareja, sino que apunta también a los nuevos competidores en la cama. Según un estudio, Netflix podría estar reemplazando el tiempo en común y la intimidad de las pareja: los números marcan que tienen menos relaciones sexuales que hace 20 años. Esta investigación se realiza desde hace 29 años en los Estados Unidos, con una base de casi 27 mil encuestados.

Los investigadores de Florida Atlantic University descubrieron que los adultos tenían relaciones sexuales siete veces menos por año que a comienzos de la década de 2010 y nueve veces menos que a fines de los 90. La caída se verifica en casi todas las edades, razas, regiones y personas con o sin hijos que respondieron la encuesta, y coincide con otro estudio realizado en Gran Bretaña. Sigue leyendo

Google y el Sexo

¿Cómo tener sexo? ¿Qué se siente tener sexo? ¿Cómo sé que es un buen sexo? Estas son algunas de las 12 preguntas de sexo más buscadas en Google este 2015. Teen Vogue las recopiló y aquí también te damos la respuesta a cada una de ellas.

1. ¿Cómo tener sexo?
Cuando una persona inserta una parte de su cuerpo en el orificio del otro, como explica la sexóloga Carol Queen, autora de “The Sex and Pleasure Book”.

Sigue leyendo

Alcohol, Enemigo Sexual

alcohol

A priori podríamos pensar que no; yes que, después de un par de copas, las sensaciones cambian: los nervios se aflojan, las distancias se acortan y creemos sentirnos más libres para abandonarnos sin restricciones a los placeres de la carne.

Los efectos desinhibidores y estimulantes que tradicionalmente se asocian al consumo de alcohol, hacen que esté muy extendido su uso como aderezo de las relaciones sexuales. Sobretodo en esos primeros encuentros donde su empleo puede ayudar a traspasar barreras y a superar inseguridades. Sigue leyendo

Sexo y ejercicio

«Sexercise» o cómo recuperar la forma física practicando sexo

Hablamos hace tiempo sobre la gimnasia sexual. Hace poco nos hemos enterado que unos Investigadores de la Universidad de Quebec recomiendan media hora de sexo a la semana para ponerse en forma. Los participantes en el estudio se mostraban más satisfechos tras el sexo que después de correr en la cinta demostrando sus descubrimientos sobre cómo ponerse en forma. Le llaman «sexercise», o lo que es lo mismo, practicar media hora de sexo semanal.

Según el estudio que han realizado, hacer el amor cuenta como ejercicio significativo, ya que una hora de práctica quema casi tantas calorías como correr 30 minutos.Los hombres gastan 120 calorías durante una media hora de sexo y las mujeres consumen 90, dicen los investigadores de la Universidad de Quebec en Canadá.Es casi la mitad quemarían en una caminata de 30 minutos. El estudio sobre la energía consumida durante el acto sexual fue realizado entre un grupo de 20 parejas jóvenes y sanas.

Como media, los hombres quemaron 4,2 calorías por minuto durante el acto sexual en comparación con los 9.2 durante el mismo tiempo caminando. Las mujeres quemaron 3,1 calorías por minuto durante el acto sexual y 7.1 durante una carrera con la misma duración. Las parejas, con edades comprendidas entre los 18 y 35 años, mantuvieron durante el estudio relaciones sexuales una vez a la semana durante un mes, y además corrían sobre cinta durante 30 minutos semanales.

Todos ellos estaban equipados con brazaletes que medían la energía consumida, y además se encargaron de rellenar una serie de cuestionarios sobre su satisfacción en cada una de las actividades..El estudio, publicado por la Public Library of Science, concluyó que los resultados sugieren que «la actividad sexual puede potencialmente ser considerada como un ejercicio importante».Además concluyen que tanto hombres como mujeres «informaron que la actividad sexual fue muy agradable y más apreciada que la sesión de 30 minutos de ejercicio en la cinta».

Según los autores de la investigación, el estudio podría tener implicaciones para «la planificación de programas de intervención como parte de un estilo de vida saludable por profesionales de la salud». Los investigadores destacaron el número de calorías quemada por cada una de las personas que participaron en la investigación y su equivalente metabólico.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmak

Sexo y Sueño

10553

Un estudio científico encontró la causa de la “desconexión cerebral” que sigue al orgasmo. Las mujeres sufren el efecto contrario. La corteza del cerebro es la parte que se encarga de mantener en estado consciente a una persona. Pero luego de tener un orgasmo, en el hombre, se “apaga”. Además, junto a la amígdala, envía una sustancia que elimina el deseo sexual e induce el sueño. Entre los compuestos segregados se incluye la serotonina y elementos similares a los opiáceos.

 Pero en las personas del sexo opuesto no sucede lo mismo. Uno de los integrantes del plantel científico, Serge Stolerú, sostuvo: “Después de que los hombres tengan un orgasmo, suelen pasar por un periodo en que no se pueden excitar. Pero para las mujeres parece ser diferente. Ellas no atraviesan este estado y pueden pedir más cuando sus parejas sólo quieren  descansar”.

En otra investigación, también se determinó que el hombre piensa menos de lo que se sospechaba en el acto sexual. El promedio establece que lo hace en 19 ocasiones al día, 8.000 menos de lo esperado. Otras 18 veces en comida y 11 en el sueño.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmak

No estamos locos, que sabemos lo que queremos…

Quién iba a pensar que utilizaríamos la entrada de la canción de Ketama para comentar el artículo de hoy. La verdad, nunca lo hubiésemos pensado ni imaginado. Pero como todo tiene un motivo, un buen motivo. Es posible que lo hayáis leído en Internet, nunca se sabe, pero hoy os traemos información de un estudio realizado en Holanda y que tiene que ver con el BDSM. Hasta aquí todo bien, normal, ¿no? 

Resulta que Andreas Wismeijer ha publicado en la Journal of Sexual Medicine el resultado de su investigación que consistía en una variedad de pruebas de personalidad y psicológicas entre adeptos al BDSM y gente con gustos más tradicionales.

Dicho estudio refleja que los adeptos al sexo sadomasoquista (sexo BDSM no le quedaba muy bien, pero es al que se refiere) pueden ser más sanos psicológicamente que aquellas que llevan una vida sexual más tradicional, siendo más extrovertidos, abiertos a nuevas experiencias, más conscientes y menos neuróticos, así como mejores calificaciones en ítemes como la sensibilidad al rechazo y la paranoia, de lo que se esperaba e inclusive mejor que los que no lo practican.

Hay una parte de nosotros que se ha sentido halagada y contenta, creemos porque acaban de tirar por tierra lo que nosotros ya sabíamos: la gente nos atacaba con ese argumento sin saber porqué.

No hemos conseguido leer el estudio pero por lo que hemos leído en varios artículos de periodismo, las conclusiones de porqué esos resultados de los que se han prestado al estudio fueron tan positivos se tratan justamente gracias a todas las precauciones que tomamos y todo lo que la parte dominante y sumisa han de considerar y valorar antes de añadir nuevos aspectos en su vida.La parte negativa es que no lo han probado con sadomasoquistas “reales”, sino a hasta el nivel medio-alto.

Pero aún así han alertado que, debido a lo que sabemos todos de que hay mucha gente loca en el BDSM pero que no lo “practica del todo” debido a su estado mental, cualquier persona que exprese que lo practica ante un especialista (suponemos que un psiquiatra) pueden suponer un potencial problema. Ahora bien, sabiendo los resultados, esperemos que a partir de ahora se estipule otra manera o cambie aunque sea un poco la mentalidad.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmak