BDSM en Barcelona: Fosk


Hace unas semanas empezamos hablando de Boxer, Erika Lust y hoy le toca el turno a Fosk. Nosotros la conocimos a finales del 2010, investigando sobre el mundo del látex, su limpieza y sus cuidados. Pero no os confundáis, no la encontraréis abierta de la misma forma que una tienda, ya que se trata de una asociación. Sí, amigos. Fosk se trata de una asociación para los fetichistas del látex, los discípulos del caucho, fundada oficialmente en 2007.

Sigue leyendo

Consultorio de Lua (XXII): La Novia, El Novio y las Bragas.

bdsmpic7

Nombre: Marta
Sexo: Mujer, 27

    Hola, me llamo Marta. Ante todo enhorabuena por tu web. Tengo una duda desde hace tiempo y me gustaría que alguna mujer me la aclarase. Mi chico tiene casi una obsesión con la ropa interior; me refiero a ropa interior sucia. ¿Esto es solo un fetiche o algo más? Me refiero a que es algo un poco “asqueroso”, o al menos a mi me da asco. he leído algo en Internet pero no me queda claro. 

Otra cosa peculiar es que le excita ver a una chica sacarse las bragas del culo, y esto sí que me parece raro. En fin te agradecería mucho cualquier consejo, recurro a ti porque parece no haber ninguna información sobre esto en la web ni en Internet.

Un beso.

Sigue leyendo

Lista de Prácticas BDSM

kffpvlwaxul2a1acdl-300x298
Después de casi un mes y medio visitando otras páginas webs y leer y leer muchas listas BDSM aquí traemos dos modelos con los que conoceremos casi todas las prácticas sexuales, y de BDSM, que existen y ayudarnos a explicar la guía de ruta de lo que aceptamos y lo que no. Hay que recordar que es una lista básica y que puede ser modificada a nuestro gusto, no todo es blanco o negro, hay términos medios y, ante ese desconocimiento, hemos creído conveniente aportaros dos tipos de listado. Uno con las prácticas y otro exponiendo el resultado. 
sin-titulo sin-titulo1

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

La Fantasía de la Violación

face-1852342_960_720

Puede que de primeras parezca machista que vinculemos a una mujer en la fantasía de la violación. Pero la verdad es que hay más mujeres que fantasean con ellas que hombres, por no decir el sexo masculino no fantasea con ser violado. Hay que diferenciar esta filia, no estamos seguro del nombre ya que por Internet salen varios – la más repetido es raptofilia- con la biastofilia, una atracción sexual ligada a los asesinos o violadores en serie que se basa en sentir excitación al atacar, forcejear y/o asaltar violentamente a otra persona que opone resistencia.

¿En qué se basa pues esta fantasía?
Nos referimos, obviamente, a la que hemos encontrado como raptofilia. Pues simplemente en eso, una fantasía. Esto no significa que nadie fantasee con ser violada en la realidad ni que al salir alguna oportunidad la mujer se ofrezca con los brazos abiertos. No. Más bien se trata de la imagen que algunas mujeres proyectan al ser abordadas sexualmente por algún desconocido por el que aunque lo nieguen sí se sienten atraídas. Y es que el mundo de las parafilias sexuales es amplísimo y alberga fantasías de lo más extravagantes. Tal vez haya algún motivo psicológico por el que alguien pueda fantasear con la violación, pero hay que distinguir de lo que es el morbo hacia una situación con que queramos que pase en la realidad.

Es decir, una historia como la de Cincuenta Sombras de Grey, por poner un ejemplo, excita a muchísimas mujeres por las características del protagonista, del mundo en el que se mueve o por la idea siempre tan atrayente de lo prohibido. Pero eso no significa que queramos tener un jefe que se comporte así en la vida real, ni sentirse despreciada ni azotada duramente en una habitación de cuero. Ni mucho menos que lo aceptáramos o pasáramos por todo lo que pasa Anastasia Steele. Pero sí son miles las mujeres que se han atrevido a probar con su pareja nuevas posturas relacionadas con el BDSM o juguetes eróticos inspirados en la saga literaria.

¿Cómo explicar la fantasía de la violación?
Los psicólogos, psicoanalistas y otros expertos que se han hecho esta pregunta han concluido en tres explicaciones principales.

  • Redimirse: la sexualidad se acompaña muy a menudo de un sentimiento, consciente o no, de culpabilidad. Poniéndose, mentalmente, en escena como una víctima de un acto sexual forzado, nos quitamos la responsabilidad por el placer sentido. La mujer también puede decirse: “Siento placer pero es contra mi voluntad”, explica Michèle Gato, autor del Kama Sutra para hombres, los secretos del placer en femenino (ediciones Leduc. S).
  • Sentirse irresistible: en su imaginación erótica, la mujer visualiza a un hombre forzándola a tener relaciones sexuales con él porque no puede controlar sus ganas por ella, de tan deseable que es.
  • La toma de poder: Sophie Cadalen recuerda que: “el encuentro sexual es un combate inconsciente. Un combate en el que nuestros deseos luchan, en el que cada uno alterna entre la sumisión y el poder”. Así, la fantasía de la violación, donde se mezclan dominio y sumisión, nos permite manejar y controlar el deseo y los roles que juegan cada uno.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que esta fantasía tampoco debe ser necesariamente realizada por aquella que sienta atracción hacia la idea. Muchas fantasías son solo eso, fantasías, y llevarlas a cabo solamente decepciona a quien lo prueba. Si sientes la necesidad de hacerlo, te recomendamos hablar de ello con tu pareja e iniciar la situación poco a poco, con él fingiendo que es otra persona o un desconocido y quizá añadir alguna atadura o mordaza te dé el pego.  

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

Abuso Vejatorio

sexual-sadism-817

Hemos titulado a este post refiriéndonos a la confusión cuando se habla de la Humillación, un ejercicio muy habitual en el BDSM que muchas veces, sobretodo al principio o si no se ha leído sobre el tema, se mal interpreta. Se entiende como un proceso vejatorio en el que la parte Dominante rebaja a niveles infrahumanos a la parte sumisa y que le hace sentir una basura.

Sigue leyendo