Abuso Vejatorio

sexual-sadism-817

Hemos titulado a este post refiriéndonos a la confusión cuando se habla de la Humillación, un ejercicio muy habitual en el BDSM que muchas veces, sobretodo al principio o si no se ha leído sobre el tema, se mal interpreta. Se entiende como un proceso vejatorio en el que la parte Dominante rebaja a niveles infrahumanos a la parte sumisa y que le hace sentir una basura.

Sigue leyendo

BDSM y Matrimonio (XXIX)

Pentagon_city_mall

Bueno, cuanto tiempo sin estar por aquí con esta sección, pero es que cada vez cuesta más. Han sido muchas las ideas aportadas y reinventarse es difícil. Lo que traemos hoy sirve, aunque no lo creáis, tanto para mujeres como hombres. Es un reto, sobretodo si se tratasen de varones. Se parece a otros ejemplos que hemos dado en el centro comercial, pero no son lo mismo. No os lo perdáis.

Sigue leyendo

BDSM y Matrimonio (XXV)

humiliation_by_originalkitten

La semana que viene no va a haber apartado de consultorio. Esto se debe a que hemos recibido una consulta referente al tema que vamos a hablar hoy y creemos que finiquitamos el tema así. 
Llevamos tiempo comentando en la web varias ideas y formas de tratar a nuestra pareja sumisa, ya sea premios, castigo o humillación. Hoy nos centraremos únicamente en el sexo femenino aunque, como veréis, muchos son aplicables al sexo masculino sin ninguna dificultad. Todas pueden tener muchas variaciones pero nosotros os mostraremos las más llamativas y principales de fácil uso. Sigue leyendo

BDSM y Matrimonio (XXI)

Playa bdsm

Hablamos en uno de los capítulos, por no decir fascículos, sobre cómo ordenar o emplear castigos humillantes a la parte sumisa. Bien, hoy serán castigos que pueden enfocarse también como humillantes pero que se basan en el exhibicionismo. O simplemente “estar fuera de casa”. Este tipo de ejercicios mantiene a la parte sumisa alerta y a su vez en permanente excitación. No nos referimos a exhibicionismo a las prácticas que deban hacerse sí o sí en lugares público, sino también las que tienen mejores resultados siendo vistas por otras personas ajenas a vuestra relación, sea en lugares públicos o no.

Bisexualidad
Nos referiremos a este juego a tener relaciones con personas del mismo sexo, sea en tríos, en gangbangs o besarse con lengua, haya masturbación o no. No sería la primera vez que en mitad de una fiesta vemos como una persona le dice a su pareja que bese a alguien de su mismo sexo y hacerlo.
Muchas chicas, más de las que una cree, fantasean con tener alguna vez en su vida relaciones bisexuales.

Observados

A veces el exhibicionismo sí es provocado. Ahí van algunas ideas de cómo hacerle creer que está siendo observado/a y tenerlo/a inquieto/a. Nosotros lo hemos probado, es realmente divertido.

– Mientras está siendo masturbado/a con un huevo inalámbrico, lleve un plug anal… algo que realmente no noten, suelta frases como “saben que eres una viciosa. Saben lo que llevas y lo que estamos haciendo”. Este ejemplo sirve para ambos sexos, frase inclusive. Es imposible que la gente se de cuenta, pero a veces se lo creen y los nervios, excitación y lubricación aumenta.


– Descolgar la ropa que estaba a secar con un disfraz erótico o desnudo/a. Si hay un ventanal la humillación será mayor.


– Marcar los pezones. Consiste en dejar que los pezones se notasen en la ropa y cualquiera de la calle lo pudiera notar. A priori parece una idea exclusivamente para las chicas. Caso erróneo. De la misma manera que ellas casi siempre que van sin sujetador ya se les marca, a ambos sexos se les puede complementar con piercings de mentira. Es bastante divertido ver las caras de los transeúntes ante esta situación.

Nudismo en la playa
Es un lugar que no deja indiferente a nadie. En algunos casos es un lugar para sentirse libre y cómodo; para otros es un lugar de perversión y motivos de celos. Ahí van algunas ideas:

– Lleva a tu pareja BDSM con su cinturón de castidad puesto y proporciónale charlas que mantengan activa su excitación siempre. 
– Otra opción es que intentes ligar con gente y quedar para tener sexo.
– Otra opción es que compares sus zonas sexuales, o su “calidad de sexo”, con los otros/as nudistas.

– Sea una playa nudista o no, puedes ordenar a tu sumisa a hacer topless. Esté contigo o vaya con amigos/as.

Pintando

Todo el mundo, o eso creemos, conoce el bodypaint. ¿Sueles salir con tu sumiso/a estando él/ella desnudo/a o que le falte algo de ropa? Si no es así, ¿os apetece? Permite que vaya vestido/a un día, dile que decida la vestimenta, y luego píntalo encima de su piel. Lo/a dejarás a cuadros.
Otra opción es buscar que otra persona le dibuje algo en el cuerpo y hacer una sesión de fotografía. 
De Compras
Muchas son las dominantes que van a comprar con la parte sumisa. Algunas para que carguen las bolsas y pague. otras para que la parte sumisa elija lencería erótica para sí misma.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmak

BDSM y Matrimonio (XIX)

190_1000

¿Qué tal dominantes? Otro viernes más con vuestra sección favorita. Habréis notado un cambio de horario importante, se debe a que estamos experimentando.
En la última entrega estuvimos hablando sobre los pies, la importancia de tratarlos bien y lo que puede aportar un masaje.Hoy vamos a profundizar un poco más en un aspecto que parecía abandonado pero que realmente era porque queríamos darle enfoques diferentes a varias prácticas que iréis viendo en los próximos número de BDSM y Matrimonio: las órdenes.

Las órdenes son uno de los pilares de la relación BDSM, conforma la disciplina, el entrenamiento y son causa de castigo si se desobedece o no se realiza correctamente. Hoy iremos un paso más allá y os acercaremos algunas de ellas relacionadas con la humillación. ¿Porqué hemos de tener este recurso en nuestro repertorio? Sí, resulta difícil muchas veces ordenar o aplicar castigos que no nos acaban de gustar del todo, pero tienen una finalidad: reprender a la parte sumisa y que vea lo que ocurre si se desobedece, o simplemente porque nos divierte estar en un estado de excitación provocandole situaciones incómodas o diferentes. Por eso no hemos de omitir estas situaciones, al fin y al cabo en algún momento suelen ser necesarias.
Recordad que entendemos por humillación todo aquello que le resulte vergonzoso o desagradable, pero que acepta ya que nunca debe superar nunca un límite.

Besos especiales
En el mundo del sexo hay un sinfín de besos, todos ellos se pueden encontrar en la web tecleando “tipos de besos”. Pero los que comentamos hoy aquí son los más… sexuales: el beso blanco y el beso negro.
 
El beso blanco se realiza cuando una persona a la que se le ha eyaculado en la boca, besa a la otra persona. Ya se apara besarse mutuamente o intercambiarse el semen. Esta práctica suele ser bastante humillantes si es el hombre quien recibe el semen, ya sea para tragarlo o dar el beso negro. En cambio a ellas les suele gustar.
 
El beso negro consiste en la estimulación erótica del ano con la lengua, la boca, y que proporciona placer a hombres, mujeres y quimeras por igual. Según el grado de aceptación claro.Para los amantes del anal esta práctica puede ser divertida para los preliminares antes de la penetración trasera.


Juega con su desnudez

Nada le provoca más nervios a la parte sumisa que sentirse vulnerado/a al estar desnudo/a. Así que van algunas ideas “nuevas”:

– Abrir la puerta a quien timbre totalmente desnudo/a. Si quieres ir más allá, y lo acepta, puedes poner como norma que además deba tener algún tipo de sexo (anal, vaginal, oral) con esa persona.


– El misterio del albornoz: ya sea porque timbra el cartero, o porque hay invitados en casa, permítele/a única y exclusivamente con un albornoz entre abierto que deje ver algo de sus partes más íntimas. Puedes cambiarlo por ropa interior, lencería más sugerente ó disfraces eróticos (como el de chacha o colegiala).


– En todas las escuelas de arte necesitan cuerpos que se presten a estar desnudos para dibujarlos. Puede ser una buena idea hacerle a ir a unas cuantas clases y que el dinero te lo quedes tú o deba comprarte algo a cambio.


La galleta
Este es un juego que realizan los hombres o que seguramente conocen. Consiste en tener a varias personas pajeándose y corriéndose encima de la galleta. El último en hacerlo, debe comerse dicha galleta.
Lo que puedes hacer tú es que rememore esa experiencia, o la pruebe por primera vez, informando que cada vez que se corra tendrá que ser encima de una galleta que luego deberá comerse.

Objeto sexual
No hay nada más humillante, o placentero, para tu sumiso/a que sentirse única y exclusivamente como un mero juguete sexual. Que solo te interese para eso. Ahí van algunas ideas:

Para chicos
Cuando creas que tiene suficiente placer, deja de masturbarle o excitarlo. Si quieres obtener un mayor resultado, usa crema anestésica. En menos que canta un gallo la zona estará insensibilizada y no se pondrá erecta por mucho que estimules.

Es bien sabido que a los hombres les preocupa mucho sus primeros gatillazos y que su herramienta deje de funcionar. No voy a recomendarte que los disfrutes, ni mucho menos, pero sí que le hagas entender que tú controlas sus erecciones.

Para chicas
Una sumisa salida disfruta del sexo que le aporte, vaginal o analmente según la chica, su Ama/o. Para que seas tú quien disfrute, hay cremas (como la que venden en BodyArs) con efecto retardante que adormecen tanto la zona en la que se ha aplicado que no sentirán absolutamente nada a excepción de tu cuerpo chocando contra ella.



 

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado.
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmak

Sexismo VS Dominación

1

A finales de 2013  se aprobó al eliminación de unos términos machistas del diccionario y así “redefinirlos” de forma más ambigua, unisex o simplemente cambiarle el significado. Desde aquí aplaudimos la iniciativa, ya es hora que el comportamiento sexista (machista o feminista) empiece a desaparecer de las relaciones humanas. 

Sigue leyendo