Limites o Limitaciones

limits-cover-image

El otro día tratamos el tema de cómo usar el placer de forma más correcta en una pareja BDSM. Como seguramente a algun@ le habrá surgido algún tipo de duda, hoy continuaremos ese tema pero más vinculado al término más escurridizo y menos entendido del BDSM, los Limites. Por mucho que sorprenda, l@s joven@s de hoy en día que están empezando (o personas más adultas pero que han conocido el mundo hace muy poco), desconocen la importancia, relevancia y seguridad de los limites. Nunca, jamás pueden forzar a la parte sumisa a cometer una practica que está dentro de sus límites por un castigo. Sigue leyendo

Sex Gangster

IYCqaPO

Seguramente conoceréis Second Life y su uso en la vertiente sexual que ha generado en los últimos años. Hace poco se ha creado en Internet Sex Gangster, un juego on-line en el que deberemos darle todo nuestro talento a todas las sugerentes criaturas, únicamente femeninas, para seguir adelante. Todo ello además acompañado de sugerentes, espectaculares y duras imágenes de sexo en forma de dibujo. Sigue leyendo

Kigurumi, el Cosplay Porno

084_1000

Hoy os traemos un fetichismo sexual fuera de lo común, nosotros lo descubrimos hace relativamente poco y no queríamos escribir nada al respecto sin información. El fetichismo del que hablaremos hoy es el Kigurumi, “vestirse de muñeco” en japonés. Se tratan de personas ataviadas en su totalidad como un personaje de anime existente, parecido o de invención propia; lo importante es darle ese toque del anime y, en algunos casos, del hentai (el porno de dibujos japonés). Sigue leyendo

Las Fantasías se revelan

fetiche1

Todo el mundo sabe lo que es una fantasía sexual, todo el mundo las tiene o las ha tenido y a veces les damos demasiada importancia en cuanto a los impulsos que nos genera. Una fantasía sexual no es más que una representación mental creada por el inconsciente teniendo como tema principal las relaciones sexuales de cualquier tipo. A pesar de la popular creencia de que el varón es el que tienen mayor actividad sexual y por consiguiente más fantasías sexuales, se ha probado que hombres y mujeres fantasean al mismo nivel, solo que en diferente forma. Tener una fantasía no significa tener que cumplirla y hay que diferenciarla con el anhelo, en el momento que sin esa fantasía la satisfacción sexual no queda plena ha dejado de convertirse en fantasía a anhelo. Por lo que si te sientes bien y no has echado en falta nada de tus fantasías, no tienes porqué preocuparte de esos impulsos. Sigue leyendo