La Gimnasia Sexy

Hoy hablamos de un tema que se practica poco ya que se desconoce sus usos o beneficios: la gimnasia sexual. Si podemos hacer ejercicio en el gimnasio, o en casa, para tonificar nuestro cuerpo, estar más atractivas, trabajar nuestras caderas…¿porqué no hacer la gimnasia sexual? No es sólo divertido, sino que además os ayudará a trabajar los músculos íntimos para conseguir un placer realmente espectacular en vuestras relaciones sexuales o en la masturbación.  Es algo muy fácil que puedes practicar sola o con tu pareja. Aunque no dudes en consultar al fisioterapeuta en caso de dudas. Así que primeramente os mostraremos de qué se trata y qué beneficios tiene. Sigue leyendo

Mujer: Es hora de tu placer.

Bien es cierto que cada vez hay muchas mujeres que empiezan a masturbarse y que también lo reconocen. La masturbación sigue siendo vista como algo sucio, obsceno por la religión o de carácter sumiso, hay creencia que practicarle la felación a nuestra pareja (o cunnilingus en caso de ser lesbiana) o recibir el cunnilingus  es un acto de dominación hacia la otra persona. No. No hay nada más sano para una mujer que conocerse a sí misma para ser feliz sexualmente y encontrar lo que una desea para luego pedirlo.
Todas hablan del orgasmo femenino deseosas de experimentarlo. ¿De dónde viene?, ¿cómo se llega a él?, ¿por qué es tan agradable?…Se centran en los misterios de este fenómeno que tanto les gusta pero no se centran en querer descubrirlo.
La palabra «orgasmo» viene del griego «orga» cuyo significado es «hervir, arder». Es un placer intenso, fulminante que se alcanza con fuerza tras un período de excitación. Es el gozo más intenso que puede alcanzar el ser humano. A continuación, le sigue un momento de calma, felicidad y relajación.
Durante el orgasmo, el clítoris se retrae, la vagina y el útero se contraen por las sacudidas y los pezones se endurecen. Al mismo tiempo, el corazón se acelera y los vasos sanguíneos se dilatan. Todo se estimula durante este placer supremo con el que las mujeres enloquecen. Y es normal porque el orgasmo conlleva una secreción de endorfinas, la molécula de la felicidad, que proporciona una sensación de bienestar inigualable. Hay mujeres que en el momento del orgasmo segregan un líquido blanquecino, se las llama «mujeres fuente».

¿Cómo alcanzar el orgasmo femenino ?

La mejor manera de gozar es conociendo bien el cuerpo. Tenéis muchos puntos sensoriales que si se estimulan correctamente os hacen llegar directamente al séptimo cielo ¡pero hay que saber donde están! ¿La solución?: practicar la masturbación para explorar las múltiples posibilidades orgásmicas.
Por lo general, la mujer logra el orgasmo cuando se le estimulan las zonas sexuales con caricias preliminares, cunnilingus, masturbación o penetración. Pero el mejor modo de llegar al orgasmo es conociendo el cuerpo de una misma. Iníciate en el descubrimiento del cuerpo, sola o en pareja, con juguetitos o sin ellos, para detectar las zonas más movedizas. O también el querido punto G: situado a unos 4 cm de la entrada de la vagina. Tiene forma de bolita de menos de un centímetro y aumenta de tamaño con la estimulación. Está situado al lado de la vejiga por eso no es extraño que tras un orgasmo vaginal tengamos ganas de ir al baño. Para sensibilizarlo, estimúlalo de forma regular con suaves y repetidas presiones con el dedo o con la ayuda de un juguete sexual.
Si vas practicando poco a poco sabrás qué es lo que te gusta y podrás decirle a tu pareja cómo actuar para que te proporcione el máximo placer posible.
La vagina es profunda y de difícil acceso para las manos. Haz uso de tu imaginación y utiliza objetos para acariciarte y penetrar tu vagina y explorar los placeres de la masturbación. Lo más sencillo es que te pongas en posición acostada y coloca el objeto entre las piernas efectuando un movimiento de vaivén para frotar el clítoris. Busca el ritmo y la presión que te procure más placer.
 
Las mujeres no suelen considerar la masturbación como una forma de compensación. Sorprendentemente, en el caso de las mujeres, cuanto más abierta es su vida sexual, más veces practican la masturbación. Es algo así como si hubiera un entrenamiento para el placer. Cuanto más se prueba el placer sexual, más se busca. De este modo, puede que haya largos periodos en los que sea soltera sin sentir ningún tipo de laguna sexual. Pero eso también se debe a que las mujeres, a diferencia de los hombres, cuanto más practican la masturbación más disfrutan del sexo, no en la necesidad y ser “más guarras” sino mientras lo están practicando.

Los tres métodos más empleados… 

Número 1
Acostada sobre la espalda, una mano (o las dos) acaricia el clítoris. El ritmo y la presión de los movimientos es muy personal, y siempre se realiza de la misma manera.
Número 2
Acostada sobre el vientre, una o dos manos estimulan el clítoris.

Número 3
Se puede emplear un objeto suave (almohada u oso de peluche) para frotar el clítoris. El resto de posibilidades, menos extendidas, son: juntar los muslos para excitar el clítoris, masajear la zona del clítoris con un pequeño chorro de agua, emplear un vibrador o incluso penetrar la vagina con los dedos o un objeto. La estimulación del clítoris es la forma más extendida para obtener placer sexual. La penetración vaginal no se suele practicar durante la masturbación.
 
Otras Variantes
Clitoriana directa, clitoriana indirecta, clitoriana con penetración vaginal intermitente, con penetración vaginal continua, clitórico-vulvar tumbada sobre el vientre, vaginal acostada, clitoriana empujando objeto suave o en suspensión, empujando contra objeto o el Punto G”.
  
Para las perezosas, utiliza un sex toy (o dildo)
Vibradores o estimuladores del clítoris… ¡Actualmente encuentras en el mercado todo lo que puedas imaginar! Ya sea sentada, acostada o en cuclillas, ¡el sex toy es muy fácil de utilizar y es más que eficaz!

Es lo ideal si no quieres hacer mucho esfuerzo o para alcanzar el orgasmo en 3 minutos. Con la ayuda de este objeto erótico estimula tu clítoris haciendo que vibre o manejándolo como más te apetezca. El único inconveniente es el contacto frío y mecánico de estos objetos… ¡y que te arriesgas a hacerte “adicta” como las chicas de “Sexo en Nueva York”!

¿Placer solitario o compartido?
Masturbarse cuando se está sola no tiene porque significar que se trate de una compensación a una falta de relaciones sexuales. Es una forma de disfrutar de un momento de placer consigo misma, durante el cual todo está permitido.

Y al contrario de lo que se pueda creer, las mujeres sin pareja no son las únicas que lo practican. Para las que deseen compartir ese instante de placer con su pareja, es un signo de confianza y complicidad. Al observarte darte placer podrá conocer mucho mejor lo que prefieres.

Multi-orgasmos
Si los hombres conocen un periodo “refractario” después del orgasmo (fase de recuperación durante la cual son insensibles a cualquier tipo de estimulación), las mujeres, al contrario, podemos gozar de varios orgasmos seguidos.

“BENEFICIOS”

1) El método aislado más pasible de tornar a la mujer orgásmica, es la masturbación.
2) La masturbación frecuentemente resulta en disminución de las inhibiciones acerca del sexo.
3) Muchas mujeres experimentan sus orgasmos más intensos a través de la masturbación.
4) La masturbación aumenta los conocimientos de la mujer sobre el tipo de estimulación que ella precisa para la excitación sexual.
5) La masturbación aumenta la especificidad de la información que la mujer puede proporcionar al compañero, sobre la manera de darle placer.
6) La masturbación puede aumentar la vascularización de las estructuras de la región pelviana, aumentando de tal manera, la probabilidad del orgasmo por otros medios. También aumenta la intensidad de los orgasmos, caso ya hubiera algunos.
7) La masturbación no reduce la probabilidad de que la mujer reaccione sexualmente a la estimulación del hombre.
8) La masturbación es absolutamente normal, común en la mayoría de las mujeres y no trae ningún inconveniente, sostenida por la enorme cantidad de mitos al respecto.
9) La masturbación es una buena manera de ayudar a la mujer a aprender a dar placer a sí misma, en vez de esperar que el compañero asuma la responsabilidad de proveer ese placer.
10) La masturbación es una agradable “válvula de escape” para la descarga sexual cuando el compañero no está disponible para la interacción sexual por algún motivo (enfermedad, ausencia, desinterés, sueño, etc.)
11) La masturbación permite que la persona experimente y emplee la fantasía de maneras que son difíciles de reproducir durante la actividad sexual interpersonal.
12) La masturbación es divertida.

Puedes saber más de la eyaculación femenina, o squirt, comúnmente relacionada al mejor orgasmo femennino, aquí.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmak