BDSM y Matrimonio II: Juegos sin cama.

708_1000

Volvemos a la carga tras una semana intensa, retomando el siguiente tema que ya teníamos listo: un ejemplo más de juegos de dominación y sumisión que nos hará de las tareas del hogar un juego divertido.
Para ello a nuestra pareja le asignaremos algo a hacer: pasar la escoba, la aspiradora, fregar los platos, cocinar, limpiar el baño… lo que más nos apetezca pero que sea una única tarea. ¿Porqué una tarea del hogar? Para desvincular los juegos sexuales de la cama, de que todo puede ocurrir en cualquier momento y que, si se hace  bien, tiene su recompensa.

Sigue leyendo

BDSM y Matrimonio (I)

boda

Arrancamos esta nueva aventura llena de emoción, suspense e intriga. Desconocer lo que nos puede deparar una etapa nos motiva a la vez que nos asusta. Pero somos valientes y vamos a seguir adelante truene, nieve o granice. Eso sí, si se cae el servidor ya no es culpa nuestra.
Así que… ¿por dónde empezar? Pues es fácil, sencillo, es más, todos lo hemos intentado, o lo hemos sufrido alguna vez, ¡por detrás y a la fuerza! y si no le gusta ¡que se joda!. Ui, ui, ui… se nos han pegado un par de neuronas malcriadas y desbocadas. 

Sigue leyendo

Los celos: ¿Cómo reconocerlos y superarlos?

Cómo reconocer alguien celos@
Quizá te encuentres en la situación que no soportes a alguien celoso de este nivel a tu lado, por el control, las escenas y la posesión que trae consigo. Muchos de los motivos de la violencia de género es por la creencia que la pareja les pertenece, además de anularle la personalidad por los nervios y el mal ambiente. Reconocerás a alguien celoso si cumple una o más de estas facetas: Sigue leyendo

Los celos: ¿Qué son?

Los celos. Uno de los “defectos” más temidos por muchas personas que no quieren encontrar en sus parejas. Los hay quien cree que tener celos es bueno, ya que eso implica que la pareja te importa y los hay quien cree que son malos ya que denota falta de confianza en tu pareja. Considero que ambas ideologías son válidas, hasta cierto punto. Una cosa es estar alerta de no ver nada extraño, pero en caso de verlo no saltar a la primera sino confirmar las sospechas o cerrar el capítulo de alucinaciones. Sigue leyendo