Sexo en el Coche

Coche

Hoy vamos a entrar con más detalle sobre las posturas más fáciles de practicar y cómo usar el coche para que no se nos clave sin parar el volante, el salpicadero o el cambio de marchas. Involuntariamente claro. Antes de dejaros con algunas ideas, una recomendación si estáis solos: ¡cerrad las puertas! A no ser que queráis ser vistos… Posturas para Sexo en el Coche. Sigue leyendo

Las Pulseras Del Sexo

Hoy ha caido en mis manos información sobre esta práctica que hasta ahora me era totalmente desconcida, algo inusual viendo que lleva desde 2010 y ha tenido repercusión en Europa. Estas pulseras del sexo empezó siendo un juego inocente entre unas amigas y ha acabado siendo un grave en algunos países, inclusive han llegado a haber violaciones y muertes a causa de ello en latinoamerica. Sigue leyendo

Sexo Salvaje

¿Cuál es el mejor lugar para hacer el amor? La cama, por supuesto. Pero de vez en cuando no hay nada mejor que tentar a tu pareja a salir de la rutina. Hacer el amor en lugares públicos es una fantasía muy común y realizada. El riesgo de que te descubran y saber que estás haciendo algo que no está bien mezclan la sensación de miedo con la excitación y aumentan el placer. Si tienes ganas de enriquecer tu vida sexual y de hacerla más abierta, prueba con pequeños juegos eróticos, pero evita llevarlos a cabo en hora punta.



La playa, el parque de al lado de casa, el mar, el bosque… Deja que tu imaginación juegue, sobre todo, en cuanto al lenguaje corporal: siente el frescor de la brisa en tu piel, el roce de la hierba fresca, ¡la llamada de la naturaleza! Vuestros cuerpos enlazados crean una osmosis perfecta y estar al aire libre bajo las estrellas o bajo un cielo azul inmaculado es sencillamente embriagador.
Sigue este consejo para disfrutar al máximo de vuestro paréntesis picantón: no te olvides del mantel o la toalla para que la arena o las espigas no te incomoden. Te llevarás un gran recuerdo además de grandes risas y un inmenso placer. Haz el amor al aire libre, te dará libertad, te desinhibirás, desafiarás todos los elementos y escucharás cómo habla tu cuerpo. Es el ambiente ideal para los arrumacos.



El hueco de la escalera o el ascensor son los grandes clásicos masculinos para alcanzar el séptimo cielo. En el caso del ascensor, deberás comprobar que haya un botón de stop, a menos que seáis más rápidos que el viento.
La piscina pública, un parking mal iluminado, el coche, la oficina, el probador en rebajas con una cola interminable, los baños de un restaurante chic o del tren (sacudidas garantizadas), el cine… La lista es larga. El arte de hacer el amor en público reside en no ser pillados intentando llamar la atención y viviendo experiencias sexuales lo más estimulantes posibles. La complicidad con la pareja es esencial para estos jueguecitos de los que seguro que ambos os acordaréis. La cuestión está en ser o no ser vistos.
Consumar la relación a veces resulta delicado en algunos lugares demasiado indiscretos, por eso también puedes optar por la alternativa de la masturbación. Acariciaos mutuamente para volverle loco, hazle una felación debajo de la mesa o por debajo del mantel intentando ser lo más discretos posibles. ¡Empieza con una explosión de deseo y acaba con un recuerdo apasionado!



 

Reglas que no hay que olvidar

Está muy bien juguetear y divertirse en público, pero nunca sobrepases el límite de la seguridad: el preservativo es indispensable si no conoces a la otra persona o si no has superado el test del VIH.
Luego no digas que no te hemos avisado: infórmate acerca de si hacer el amor en lugares públicos está penado en tú país. En Francia, por ejemplo, el artículo 222-232 del Código Penal condena el exhibicionismo con penas de cárcel y 15.000 € de multa. Esto da que pensar antes de juguetear en según qué lugares.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmak

Sexo en el Coche (Posturas)

413_love_tip_flash

Algunos creerán que ya han visto este artículo en esta web. Lo cierto es que se le puede asemejar al anterior que publicamos, aquí, pero hoy lo que traemos son más posturas que nos pueden ayudar a tener sexo en el coche. Es uno de los recursos más utilizados ya que puede ir dónde queramos y escondernos como queramos para tener relaciones sexuales.

Molino de viento
No es tan complicado como parece. En primer lugar, el hombre y la mujer se sientan uno junto al otro en el coche, girando su cuerpo para que puedan mirarse fijamente. Ella rodea con sus piernas el torso de él. Para no perder el equilibrio, apoya sus manos en el asiento, justo detrás de ella. Entonces él también abraza con sus piernas la cintura de la chica, sujeta sus piernas y se mueve suavemente hacia arriba y hacia abajo.

La Pierna Arriba
La mujer permanece tumbada boca arriba y pone una pierna en el hombro de su pareja. El hombre se queda de rodillas en el asiento frente a ella, mirándole a los ojos, sujetando con una mano una pierna y con la otra mano, la parte superior del muslo. Con sus manos libres, ella podrá estimularse los pechos o acariciar el pene de su pareja.

Actitud Flexible
Esta es una postura muy excitante para los hombres, ya que les permite una visión increíble del cuerpo de su chica. La mujer se acuesta boca arriba sobre el asiento, encogiendo las rodillas hacia sí misma y estirando los pies. Entonces, el chico se coloca de rodillas y la penetra, apoyando una mano en el muslo de la ella y la otra en el asiento para no perder el equilibrio. Por su parte, en esta postura la chica puede acariciar los testículos, las ingles o el perineo del hombre, zonas erógenas del chico.

Sin título

Triángulo Tórrido
Si te gusta mucho la postura del misionero, esto es lo más parecido que podrás hacer en el coche. Ella se tumba boca arriba, mientras que él se coloca justo encima. está tumbada sobre su espalda y el hombre se coloca encima. El truco en esta postura es que el hombre está prácticamente a cuatro patas. Así, la mujer levanta la pelvis para que él le pueda penetrar y se mueve hacia arriba y hacia abajo.

Nota X
Para esta postura, es posible que necesitéis algún cojín. Él se recuesta en el asiento con las piernas un poco abiertas. La mujer se sienta encima dándole la espalda. Entonces estira las piernas hacia atrás en dirección a los hombros de su chico. El tronco se va hacia adelante entre las piernas de él, donde se puede apoyar sin problema. Para más comodidad, se puede agarrar a los pies del chico. Entonces ella, que es quien lleva el ritmo en este caso, empieza a moverse. Otro truco, si puedes, es abrir una de las puertas para una mayor comodidad.

El Mono
Esta postura no es apta para gente con poca agilidad. Aquí el hombre se tumba boca arriba y dobla las rodillas hacia su pecho. Ella se sienta de espaldas a él apoyando su espalda contra sus pies. Cuanto más peso apoye en las piernas del chico, más fácil será para su pareja. Es una postura rara y diferente pero intensa. Eso sí, se necesitará un poco de fuerza para mantener el equilibro. Si os agarráis de las manos, todo será más fácil.

Rodillas Al Frente
El chico y la chica se colocan de rodillas frente al otro y se acercan. El hombre coloca sus piernas entre las de ella y penetra a su pareja. Además de ser una postura placentera, el contacto visual y físico que os permite es infinito: ¡que empiecen las caricias!

La Cruz
Esta postura es muy excitante para practicar en el coche. Para estirarse completamente, puede venir muy bien abrir la puerta que da a los pies de la mujer. Si no, simplemente adaptaos. La mujer permanece tumbada boca arriba con una pierna estirada y con la otra doblada. El hombre se sienta sobre ella a horcajadas y sitúa su rodilla bajo el muslo de la pierna doblada. Apoya las manos detrás de su espalda. Ella puede colocar una mano sobre la cadera de su chico y marcar el ritmo de la penetración o dejar que él tome el control.

Super-G
Es prácticamente igual que el perrito, pero adaptada al coche. En ella la mujer se coloca a cuatro patas con los brazos frente a su cabeza. El hombre se arrodilla tras ella y la agarra de las caderas para poder penetrarla con más comodidad. Un punto a favor de esta postura en el coche, es que al ser los asientos mullidos, las rodillas no van a sufrir.

Móvil de Viento (Etapa 3)
Otra buena postura para abrir una de las puertas o, en caso contrario, tu chico deberá doblarlas ligeramente. Aquí el hombre permanece tumbado boca arriba, y es la mujer la que, sentada a horcajadas sobre él, lleva el movimiento en forma de vaivén. Como ves en la imagen, debes darle la espalda y colocar las rodillas a los lados del asiento. Al mismo tiempo que te penetra, podéis jugar a tocaros con vuestras manos.

La Adoración
Esta postura puede ser muy romántica ya que hay mucho contacto físico. Ella debe colocarse a cuatro patas, apoyándose con los brazos en el asiento. Él, penetra de rodillas, por detrás. Esta es una postura ideal para alcanzar el orgasmo femenino, ya que favorece favorece la estimulación de las paredes vaginales y el punto G de la mujer.

El Asiento
En este caso, el hombre se sienta en el asiento de atrás desnudo. La mujer hace lo mismo encima de su chico, y es ella la que lleva el ritmo levantándose y sentándose todo el rato. Lo bueno de esta postura es que hay mucho contacto: él te puede besar el cuello, susurrarte en la oreja, acariciar tus pechos…

Flor de Loto
Esta es una de las posturas más fáciles, placenteras y románticas del Kamasutra. El hombre se queda sentado con la piernas cruzadas en el asiento y la mujer se sienta sobre él a horcajadas. Él dirige el movimiento con sus manos, besando los senos, los labios o el cuello de su pareja. 

Sin título

Tortilla Francesa
El hombre necesita tener cierta habilidad en esta postura. Se debe colocar sentado, apoyándose con mano derecha y con las piernas estiradas. Ella se coloca de espaldas a él y a horcajadas, arrodillada y apoyada en sus brazos. Aunque ella también podría llevar el ritmo del movimiento, la opción más cómoda es que sea él quien suba y bajo el trasero para conseguir penetrarla.

El Limbo
Se necesita un poco de maña para esta postura. En el asiento de atrás del coche, el chico está sentado de forma normal, aunque lo mejor es poner un cojín o algo similar debajo de sus piernas para que estén un poco elevadas. Ella debe sentarse sobre él a horcajadas con las piernas por encima de sus hombros, de forma que apoye los tobillos en el maletero. Él la sostiene con las manos y marca el ritmo. Y atención, porque esta es una gran postura para una penetración en profundidad, por lo que puede ser muy placentera.

Ábrete Sésamo
Una gran postura para excitarse con el contacto visual es esta. Él se arrodilla mientras la chica se tumba boca arriba mirándola. Ella levanta un poco el trasero y rodea con sus piernas a su chico. Él mantiene el equilibrio de ella con las manos en su espalda, y ella puede acariciarse los pechos para excitarse y excitar aún más a su pareja. Aunque será más cómodo que él marque el ritmo de la penetración, ambos pueden hacerlo.

La Galleta De La Pasión
¿Habéis llevado el coche a la montaña o algún acantilado? Si queréis disfrutar del sexo con las estrellas como testigo excepcional, subid con cuidado al capó del coche. Si no está del todo limpio, utilizad una manta. Una vez arriba la pareja se arrodilla uno frente al otro. Entonces se acercan, elevan una pierna apoyando el pie en el suelo y él la penetra. El contacto es imprescindible aquí, así que abrazaos y besaos en este entorno tan romántico.

El Barco
Esta es una postura bastante diferente a lo habitual. Puedes echar el asiento del conductor o copiloto hacia atrás del todo. Aquí el hombre permanece tumbado boca arriba, e introduce el pene a la mujer, que debe colocarse de lado y con los muslos separados. Ella será la que vaya marcando el ritmo de la penetración haciendo movimientos hacia arriba y hacia abajo.

Arco Del Triunfo
Despliega el asiento delantero. El hombre se tumba con las piernas dobladas sobre este. La mujer se sienta de espaldas sobre él. Eso sí, ¡cuidado con la cabeza! Después de encontrar una postura cómoda, ella arquea la espalda con sus manos hacia atrás, y empieza a llevar el ritmo de la penetración.

El Perezoso
Primero, él se sienta sobre el asiento con las piernas estiradas. Entonces ella se tumba boca arriba sobre su chico y encaja las piernas dobladas a su cuerpo. Él marca el ritmo de la penetración mientras agarra el cuerpo de su chica para mantener el equilibrio. Con la boca puede acariciar el cuerpo de la mujer.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web. Fuente: EnFemenino

firmak