Entrevista Perversa: Dama [{R}], la switch hecha sumisa.

5

Celebrando que se ha anunciado la ganadora del II Concurso Literario Loquenosabegrey hoy entrevistamos a la ganadora del I Concurso Fotográfico Loquenosabegrey. Nos ha costado largos meses confeccionarla por lo que es doblemente satisfactorio y por ello es algo más extensa e incluímos fotografías diferentes a las que se suele aceptar. Esperamos que disfrutéis.

¿Qué edad tienes?
Hace poco que cumplí los 27 años.

¿A qué edad te adentraste en el mundo del sexo y cómo?
Pues la verdad es que mi comienzo voluntario, según como se mire, fue tardío y no muy digno de ser rememorado. Precisamente por no haberme adentrado como yo habría querido, tuve muchos problemas y bloqueos con mi sexualidad durante bastante tiempo. Esto me llevó a, desesperada por intentar solucionar mis taras sexuales, empujarme a mí misma a tener un encuentro con alguien más experimentado cuando aún estaba en la adolescencia. No teníamos una relación seria, sino una amistad sexual. Sin embargo, no me sirvió de mucho, pues apenas obtuve sensaciones durante el acto en sí, y todo me resultó muy frío. Pero al menos, tuve un comienzo… Sigue leyendo

Mujer: Objeto Sexual

objeto sexual

Llevamos unos días anunciándolo, y ya ha llegado el día. Hoy os desvelaremos porqué la mujer es vista y tratada como objeto sexual ante la negativa de tanto ser humano.

Todo ha sido sabido, nuevamente, a un estudio que revela que la forma en que el cerebro procesa la información de reconocimiento está involucrado en la cosificación de las mujeres. Sí, todo se debe al modo en que trabaja el cerebro, ya que procesa la información de distintas formas: cuando nuestros ojos perciben a un hombre, se le ve como un todo, en cambio las mujeres son percibidas por partes, aspecto que provoca a verlas como objetos sexuales según el estudio.
Pero ojo, no se trata de un tema sexista, no. Esto pasa tanto si es el hombre o la mujer que ve a otra mujer. Sí, vosotras también operáis del mismo modo. Los hombres lo hacen porque buscan una pareja potencial, y las mujeres se comparan con la otra mujer.

Este estudio ha sido publicado en el European Journal of Social Psychology y explica, aparte de lo ya mostrado en este artículo, que el cerebro utiliza diferentes herramientas: el procesamiento global y el procesamiento local.

El procesamiento global reconoce a las personas, dónde el cerebro se centra en la cara no partes de la misma. Y el procesamiento local percibe las partes de un objeto para reconocerlo.
El cerebro puede reconocer una casa sólo con ver una puerta pero no lo puede hacer con un persona viendo sólo su brazo

La profesora Sarah Gervais, psicóloga que dirigió el estudio, usó esta herramienta de reconocimiento para llevar acabo su investigación. En ésta participaron 220 hombres y mujeres, los cuales vieron una fotografía del cuerpo completo de un hombre y una mujer sin un contenido sexual. Posteriormente se les mostraba varias fotografías que mostraban secciones de las fotos anteriores. Unas de ellas se enfocaban a áreas sexuales, como senos o cintura. Con ello los participantes debían señalar que imágenes habían visto anteriormente.

Los resultados mostraron que los hombres veían las fotos de varones usando el procesamiento global. En cambio cuando veían fotos de mujeres usaban el procesamiento local porque reconocían a las mujeres por sus partes individuales. Dichas imágenes pertenecían a personas comunes y corrientes, lo cual revelaba la tendencia a “cosificar” a las mujeres ya que el procesamiento local es que el utiliza el cerebro para ver objetos, señala el estudio. Pero el hecho de que tanto mujeres como hombres percibieran a los varones de forma global y a las mujeres de forma local sorprendió a los investigadores ya que se creía un concepto exclusivamente masculino.

Una vez más descubrimos que  la industria de la moda y el sexo nos han pasado la mano por la cara y han estado usando desde hace años una herramienta que no sabían cómo funcionaba exactamente, simplemente era una suposición. Lo cierto es que a día de hoy la cosificación sexual deberá verse de otra forma a partir de ahora, al menos en cuanto a juzgar.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmak

Haz lo que quiero

twine_app

Si anteriormente hablamos de NameTag, hoy os traemos otro caso un tanto peculiar. Es el caso de Carrot Dating. Una aplicación para Android que ha levantado muchas polémicas y que enfoca un comportamiento materialista y avaricioso por parte de las mujeres.

Esta aplicación lo que hace, mayormente, es que hombres puedan contactar con mujeres e intentar convencerlas de obtener una cita a cambio de un soborno materialista, desde una cena hasta una operación de estética. Es decir, una aplicación en la que lo que importa es lo que tienes y lo que ofreces, y no tanto cómo eres.

Siempre se ha sabido que son las mujeres las que tienen el “poder” en cuanto a las citas, siempre depende de ellas aceptarlas. Cierto es también que hay un número de mujeres, cada vez más extenso, que dan el primer paso para pedir dicha cita, pero siguen manteniendo ese poder, no lo ceden al hombre. Creo que nos habéis comprendido en este punto.

Ahora bien, éticamente, ¿cómo podría ser el uso de esta aplicación dentro de una relación? Ya sea vainilla o BDSM. Podría ser muy interesante tomarlo como un tipo de juego. ¿Qué opináis?

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmak